Colaboración por Larissa Alvarado
Estudiante de ciencias del lenguaje. Amante de la escritura. Romántica, detallista. Amante de la naturaleza.

En la vida hay dos opciones: decir ‘ódiame’ por mis defectos, o ‘ámame’ por ser real. Tú eliges. 

No me interesa si los demás creen que soy loca, tímida, apasionada o fría. Me interesa lo que yo misma piense de mí. Me interesa demostrarles a las personas cómo puedo ser segura de mí misma, que sé que puedo caer, pero también que me puedo levantar.

No permitas que una persona te diga cómo deberías ser, qué deberías cambiar. Si esa persona está en tu vida, no permitas que influya en ti. Pues esa persona, por ende, no está segura de lo que quiere para su vida, mucho menos, se da cuenta de las personas a las que está alejando por su personalidad.

Captura-de-pantalla-2015-09-22-a-las-18.00.51

@voyageur_alex

Si no te gusta, tienes dos alternativas. Decirle ódiame por mis defectos, o ámame por ser real. Demuéstrale a esa persona lo importante que es valorarse, amarse y dejar ser.

Si te gusta bromear todo el tiempo, demuéstrale a la persona que sabes divertirte, que no tema por ser ella/él mismo. Si eres tímida, atrévete a bromear, ser detallista. Ninguna personalidad es perfecta, de hecho, todas son imperfectas, por ende, aprende a vivir, creer y no detenerte por lo que alguien piense de ti.

Captura-de-pantalla-2015-09-22-a-las-18.00.38

@rbironlozada

Creo que, como humanos, todos tenemos conceptos diferentes a la hora de indicar qué es lo que queremos, cómo somos y qué no nos parece. Aprende a ser sincero contigo mismo, con las personas y aprende a sonreír. No sabes qué persona no se conoce a sí mismo, de hecho, no todos nos conocemos a uno mismo, aprendemos con el paso del tiempo a saber qué nos gusta y qué no.

Pero debes estar consciente de que personas que no se acepten, siempre serán aquellos que nos les parezca cómo eres. Recuerda que, en esta vida, todos somos espejos, por eso nos auto reflejamos con los demás.

ti4

@voyageur_alex

Comienza a creer poco a poco en ti. Si nadie te lo dice, no esperes a que esa persona te lo haga saber, demuéstrale a las personas que tú crees en ti y lo importante que es ser así.

Tampoco te compares con las personas, recuerda quién eres tú y si no lo sabes. ¿Qué estás esperando para averiguarlo? VIVE, ATRÉVETE Y DEMUÉSTRATE LO QUE VALES. Enfócate en lo fuerte que eres y lo mucho que quieres demostrarte a ti misma.