Por Josefa Del Real
15 noviembre, 2015

Lo único que he encontrado alguna vez en una piscina de bolitas es una calceta sucia… Pero estas personas tuvieron mucho mejor suerte que yo; se dieron cuenta que es mucho mas fácil de lo que uno cree hacer conexiones con extraños.

Cuando recién se meten, no están seguros de qué pensar. Pero hay algo en una piscina de bolas que rompe las barreras y anima a crear nuevos amigos.

httpv://youtu.be/HCOB-KJdJZo

Puede interesarte