Por Josefina Pizarro
7 septiembre, 2016

Lucas lo había mantenido en secreto para darles la mayor sorpresa de sus vidas.

Hacer ejercicio, comer sano y vivir una vida de frutas y verduras puede ser para todos. Siempre nos ponemos excusas para no intentarlo y después nos quejamos preguntando “¿Por qué estoy gordo/a?”. La increíble historia de Lucas debería ser suficiente para animarte a bajar unos kilos, no sólo por estética, sino también por salud. Imagina conoces a una persona que pesa 136 kilos, no lo ves en un año y descubres que bajó 58 kilos, ¿cuál sería tu reacción? Sólo mira a los padres del chico para hacerte una idea.

Lucas Irwin era un chico de 25 años y pesaba más de 136 kilos.

Él admite que era un adicto a la comida chatarra y los dulces bien azucarados, además de odiar el ejercicio. Pero un diciembre, hizo algo que cambiaría su vida para siempre: perder peso y recuperar su salud.

f
Reddit

Lo interesante de todo esto es que decidió mantener su viaje de pérdida de peso en secreto total con su familia, mientras que documentaba el proceso de su transformación en un foro de Reddit.

Mantener el secreto de su padre y madrastra era bastante simple, pues en general los ve sólo una vez durante el verano y luego otra vez durante la temporada de Navidad. Sólo para asegurarse de no arruinar la sorpresa, puso una excusa para no ir a la casa para el verano para que no lo vieran.

ff
Imgur

El chico cambió totalmente sus hábitos alimenticios y se mantuvo un registro de alimentos de todo lo que comía durante el año. Después de perder 45 kilos, empezó a caminar diariamente 8 kilómetros.

Él cuenta a Today, “sólo comía 1350 calorías al día. No me ejercité hasta el séptimo u octavo mes“.

Al final de todo ese esfuerzo y a un año dedicado a su nueva dieta, Irwin había logrado bajar 58 maravillosos kilos.

¡Chan!

f
Imgur

Wow, wow, ¡wow! Parece otra persona.


Aplausos totales para él.

Sólo mira esta foto de él para convencerte de bajar de peso.

ff
www.thestar.com

Esta temporada de vacaciones ya era hora de revelar su nuevo “look” a su padre, Jeff y su madrastra Sussan. Para suerte de todos, el momento exacto fue captado por cámara. De hecho, el cambio había sido tan radical que Lucas no estaba seguro si lo reconocerían.

En el vídeo que verás a continuación es donde llegan sus padres y Lucas aparece en las escaleras para darles la sorpresa de sus vidas. Jeff dijo que estaba “en la luna” sobre la transformación de su hijo y Susan no deja de repetir lo orgullosa que estaba de su hijo.

Mira el vídeo aquí:

La madrastra del chico afirma que “cuando tú decides perder peso y pones toda tu mente y corazón en ello, esa es la clave del éxito”.

Y a ti, ¿qué te detiene?

Puede interesarte