Por Paulina Flores
14 enero, 2017

Antes de tomar uno de estos vasos, ahora lo pensarás unos segundos más.

El pasado 7 de enero, el gobierno de EE.UU entregó una nueva guía alimenticia recomendando ingerir menores cantidades de azúcar. Hoy, un estudio entrega  nuevas razones para recortar el azúcar de nuestra dieta. Investigadores de la Universidad de Harvard concluyeron que las personas que bebían refrescos azucarados ganaron un 27% más de la llamada grasa visceral que las personas que nunca o casi nunca las consumían.

La grasa visceral es el tejido graso interno que envuelve el corazón, el hígado, los riñones y el páncreas, así como los espacios intramusculares. Se comporta de manera diferente a la grasa que se encuentra justo debajo de la piel, ya que es peligrosamente tóxica y causa importante de enfermedades que afectan al corazón, diabetes y algunos tipos de cáncer.

La doctora Carolyn Fox de la de la Universidad de Tufts y Harvard Medical School, quien dirigió la investigación,  afirmó que su principal llamado a los consumidores es a ser conscientes de la cantidad de azúcar que beben en sus refrescos.

“Para los políticos, este estudio añade otra pieza a los estudios que evidencian que las bebidas azucaradas puede ser perjudiciales para nuestra salud”.

-Carolyn Fox-

Puede interesarte