Por Francesca Cassinelli
24 octubre, 2016

«No hay palabras para describir el rango de sensaciones cuando te dicen que tendrás un bebé… en 30 minutos».

Nunca se interrumpió su ciclo menstrual, no se le agrandó la panza ni sintió patadas en su abdomen. Stephanie Jaegers ni siquiera sospechaba que tendría su cuarto hijo cuando la noche del martes 18 de octubre comenzó a sentir intensos dolores. Llamó a su esposo, pensando que eran cálculos renales, y tomó dirección al hospital.

Cuando llegó junto a Michael al recinto, los médicos le dieron la bienvenida y fijaron un escáner inmediatamente después de su examen corporal.

Pero cuando terminaron de revisarla y preguntar sus síntomas, los médicos del hospital Piedmont Henry de Georgia, Estados Unidos, decidieron tomar otro camino:

«No vamos a hacerle un escáner, vamos a hacerle un ultrasonido», les dijo el doctor.

El ultrasonido confirmó las sospechas de los especialistas: Stephanie tenía 38 semanas de embarazo y estaba a punto de dar a luz.

«No hay palabras para describir el rango de sensaciones cuando te dicen que tendrás un bebé… en 30 minutos».

-Michael Jaegers, en conversación con Abc-

A las 3.50 de la madrugada nació el pequeño Shaun. Estaba completamente sano, a pesar de que nunca recibió cuidados prenatales.

Michael Jaegers / Facebook
Michael Jaegers / Facebook

«No puedo comenzar a explicarles el rango de emociones que hemos experimentado en 12 horas. Pasé de guglear «tratamientos para cálculos renales» a un ataque de pánico por el hecho no solo de que Steph estaba embarazada, sino que el bebé vendría en la próxima hora. La mayoría de los padres tienen sus buenos 9 meses para planear una bendición así, nosotros teníamos un aviso de 30 minutos. Afortunadamente, guardamos mucha de la ropa de bebés de Jakob y Dylan y mi familia se ha portado muy bien ayudando. Mi mamá me dijo anoche que Dios solo da lo que uno puede manejar».

-Michael , en una publicación de Facebook tras el nacimiento de Shaun-

Michael Jaegers / Facebook
Michael Jaegers / Facebook

¿Cómo no supieron que Stephanie estaba embarazada? Michael explica que hubo varios factores que contribuyeron a que no lo notaran:

«Steph fue diagnosticada con pre-menopausia hace un tiempo, lo que justificaría un desequilibrio en sus hormonas asociadas con el embarazo. Shaun, además, venía en una posición anormal lo que hizo que no se moviera y no diera indicaciones a Steph de que estaba allí. Lo más extraño es que Steph siguió teniendo ciclo menstrual. El hospital nos dijo que es raro, pero puede suceder. Finalmente, Steph rompió su tobillo un par de semanas atrás y estuvo acostada las últimas semanas limitando sus movimientos. Todo esto eliminó por completo la posibilidad remota de un embarazo».

-Michael, en su Facebook-

Shaun es el cuarto hijo de la familia, que ya tiene dos pequeños y una niña. Todos lo están tomando bien, cuentan, aunque la menor tiene 3 años y no le gustó la idea de dejar de ser la más pequeña de la familia.

Michael Jaegers / Facebook
Michael Jaegers / Facebook

¿Qué te parece?

Puede interesarte