Por César Ruiz
23 febrero, 2016

“Educar a un niño cuando tu eres una niña es difícil. Yo debería estar yendo a la escuela”.

En Zimbabue, un país donde alrededor del 30 por ciento de las niñas son forzadas a casarse desde temprana edad, una acción sin precedentes ocurrió hace algunos días. Dos ex novias forzadas dirigieron una campaña para prohibir el matrimonio con niños. Y el resultado fue todo un éxito que da esperanza y motiva a las mujeres de esa nación.

Eric Lafforgue
Eric Lafforgue

Loveness Mudzuru y Ruvimbo Tsopodzi pidieron a la Corte Constitucional de Zimbabue declarar la legislación existente de matrimonio con niños inconstitucional.

A los 16 años, ambas ya habían sido entregadas como esposas. Loveness ya tenía dos hijos a los 18. Ellas sabían que la vida no solo consistía en casarse, sino que había algo más allá afuera.

“Educar a un niño cuando tu eres una niña es difícil. Yo debería estar yendo a la escuela”, dijo Loveness a la Fundación Thomson Reuters.

Afortunadamente, ella no fue la única con ese pensamiento. Su campaña fue apoyada por grupos de derechos humanos como ROOTS.

Después de meses de deliberación, la corte dio la razón a las mujeres y ha prohibido los enlaces antes de los 18 años, sin importar el género. 

Eric Lafforgue
Eric Lafforgue

Un suceso destacable que fue logrado gracias a dos adolescentes que experimentaron las consecuencias del matrimonio de niñas.

Además, esta decisión no solo beneficia a Zimbabue, sino que sienta un precedente y más países africanos podrían tomar ese rumbo. Y el resto del mundo que aún tiene esas prácticas.

Todos los días, cerca de 39 mil niñas y adolescentes alrededor del mundo son forzadas al matrimonio, según el reporte de la organización humanitaria CARE. Afortunadamente algunos países están cambiando sus obsoletas leyes en este aspecto.

Países como Guatemala o Malawi recientemente incrementaron la edad mínima para casarse y Nepal y Zambia están desarrollando planes de acción para ayudar a las chicas a eliminar esta práctica.

Flickr
Flickr

Por supuesto que la actualización de la ley en Zimbabue es un gran paso. Pero hay algo mucho mejor que sucederá a raíz de todo esto.

Flickr
Flickr

Ahora más chicas podrán seguir en la escuela con la esperanza de tener un mejor futuro. Además el ciclo de pobreza podría disminuir pues ahora las mujeres contribuirán económicamente en sus hogares. ¡Siempre y cuando ellas decidan tener uno!

El esfuerzo y la valentía de estas personas que alzaron la voz terminó valiendo cada minuto invertido.

Puede interesarte