Por Alvaro Valenzuela
15 enero, 2016

La clienta dijo que era demasiado caro y que fueron muy groseros con ella luego de pedir sólo una taza de agua hirviendo y una cáscara de limón.

Un cliente dejó un terrible comentario en TripAdvisor de un café y restaurante de York, Inglaterra. Sin embargo esta persona seguramente debe haberse sorprendido al darse cuenta de que recibió una respuesta que fue cualquier cosa menos una disculpa. La usuaria Hannah C. visitó un lugar conocido como Bennett Cafe & Bistro en High para tomar el té de la tarde con unos amigos. Según la chica la experiencia en el lugar fue “absolutamente horrible” pues el lugar fue “demasiado caro y muy grosero”.

En el comentario ella cuenta que estaba con un “presupuesto ajustado” por lo que ordenó agua caliente y una rodaja de limón, que le llegó tarde. Para su consternación, el restaurante le cobró 2 libras esterlinas por la bebida que, según la chica, era “demasiado para un poco de agua”.

Este fue su comentario:

TripAdvisor
TripAdvisor

“Cuando le pregunté por qué me estaban cobrando tanto por un poco de agua el camarero dijo groseramente ‘Bueno, ¿sabes cuánto cuesta un limón?’ Sí, sin duda no son 2 libras. A continuación, pasó a informarme erróneamente que una taza de té (que es por lo que me cobraron) tiene el mismo precio que un limón. Para mostrar lo ridículo que es esto, mi amigo pidió un trozo de pastel de chocolate y costó 1,90″.

Y el comentario tiene una conclusión aún peor:

Espantoso lugar, sin duda no lo recomiendo y el camarero que me sirvió debería ser despedido. Yo no volveré y le diré a mis amigos y familiares que no vayan”.

Pero Hanna en lugar de recibir una simple disculpa recibió una audaz lección del gerente del lugar para explicarle por qué no había sido estafada ni nada por el estilo.

TripAdvisor
TripAdvisor

Así comenzó:

“Lamento que sientas que fuiste “estafada” y voy a tratar de explicarte por qué no lo estabas”.

Luego le explicó en detalle exactamente lo que involucra la preparación y el servicio de alimentos y bebidas en un restaurante ocupado como Bennett, incluyendo el tiempo de camarero:

“Tuvo que seleccionar un cuchillo, sacar una tabla de cortar, consiguió un limón de la nevera, cortó una rebanada y lo puso en la taza. Luego, volvió al comedor, sacó el agua caliente necesaria y llevó la taza a tu mesa”.

Y continuó explicándole todo el proceso:

Cuando te ibas, imprimió la factura, te la llevó, procesó tu pago con tarjeta de crédito y lo cobró en la caja. Después de que te fuiste, se llevó tu taza, plato y cuchara. Los llevó a la cocina, los lavó y los secó junto con la tabla de cortar, un cuchillo y guardó el limón. Luego, volvió al comedor y volvió a dejar la taza, plato y cuchara, limpió tu mesa y se sustituyó el menú a la espera del próximo cliente. Eso es por lo menos 2-3 minutos de trabajo para un camarero”.

Después el gerente entró en las matemáticas y le explicó todos los costos:

El costo de los gastos generales de la empresa, es decir, el alquiler, las tasas de negocio, los costos de electricidad, gastos bancarios, etc., cuesta 27,50 libras por hora de negocio. Yo pago a mis colegas un salario digno y decente después de tener en cuenta la paga de vacaciones, el seguro nacional y el tiempo no productivo antes de la apertura y después del cierre. El camarero que te sirvió me cuesta 12,50 libras por hora”.

Fue más en detalle aún:

“Por lo tanto, en conjunto, el costo es de 40 libras por hora o 67 peniques por minuto, lo que significa que el costo de proporcionarte a ti 2-3 minutos de servicio fue de 1,34 a 2 librasEntonces añade el IVA al 20% que tiene el costo de esa taza de infusión de fruta y queda en 1,60 y 2,40 libras independientemente de si has tomado una bolsita de té que cuesta un penique y medio o una rodaja de limón que cuesta cinco peniques.

Y cerró con esto:

Acepto que el precio de una taza de té en un café del centro de la ciudad se vea caro comparado con el que te haces en casa, pero por desgracia esa es la cruel realidad de la vida. En realidad el servicio es lo que es más caro, mucho más que los ingredientes“.

¿Qué opinas al respecto? Yo estoy con el gerente del restaurante. Si no quiere pagar por los precios de una restaurante quizás no debería salir a comer, menos si dice que tiene muy poco dinero. A veces las redes sociales dan tribuna para todo y es necesario darle una lección a los odiosos.