Por Hugo Moreno
28 mayo, 2015

Si yo tuviera un perro como ese, no seguiría soltero… 

Cuando hacemos algo bueno por los demás, a veces la vida nos devuelve ese favor. En este caso, un hombre alimentó a un perro de la calle, pero no fue la vida quien se preocupó de recompensarlo, sino su mismo amigo de cuatro patas. Este divertido video te hará darte cuenta que ayudar a alguien sólo trae cosas positivas:

httpv://youtu.be/vHuE9x-mv00

¡Guau!

Puede interesarte