Por Elena Cortés
23 agosto, 2016

Aqui Steve nos enseña que nada, incluso una enfermedad incurable, puede interponerse entre nosotros y el amor.

Definitivamente nada te prepara para un diagnóstico tan grave y difícil como la Esclerosis Lateral Amiotrófica o Mal de Charcot, una terrible enfermedad progresiva causada por la degeneración de las neuronas motoras y raíces neutrales y que hasta el día de hoy es incurable. Esta es la historia de Steve Gleason, un jugador de fútbol americano que está dejando atrás un legado muy especial y único para su pequeño hijo.

Steve Gleason es conocido por ser un gran jugador de fútbol americano quien jugó para New Orleans Saints de la NFL (Liga Nacional de Fútbol).

The journey is in the journals. #gleason #sundance

A photo posted by Team Gleason (@teamgleason) on

Con 39 años, este hombre tenía un gran futuro y muchos sueños por cumplir, hasta que fue diagnosticado y le dijeron que le quedaba menos de cinco años de vida.

Epic day for Team Gleason

A photo posted by Team Gleason (@teamgleason) on

Cuando le dieron esta terrible noticia, Steve junto a su esposa, estaban en la dulce espera de su primer hijo.

Y para demostrarle a su hijo que tenía por delante un futuro aún más grande que el pasado que ya había vivido, el hombre decidió grabarse día a día para luego mostrarle todo el material a su pequeño.

Smile and say "Trees!" -SG

A photo posted by Team Gleason (@teamgleason) on

Toda esta recopilación de vídeos se convirtió en una película llamada “Gleason”.

httpv://youtu.be/U_AapqqlRmA

Aquí Steve nos muestra la importancia de vivir la vida al máximo, disfrutar de cada momento y sobre todo de estar con nuestra familia y que nada, incluso una enfermedad incurable, puede interponerse entre nosotros y el amor.

Pre-game action this morning at the Dome w/ Rivers. #whodat -SG

A photo posted by Team Gleason (@teamgleason) on

¡Así de mágico!

Juntos hasta el final.

My Drone-like mechanical voice. "Rivers, can u say, Baseball?" His sweet scatchy toddler voice, "Baseball!" -SG

A photo posted by Team Gleason (@teamgleason) on

Esta hermosa historia nos sirve como inspiración y sobre todo nos demuestra lo esencial e importante de la vida.

Puede interesarte