Por Irene Cereceda
11 octubre, 2016

«Me metí en medio porque un hombre no puede pegar nunca a una mujer».

Hay personas que con pequeños actos de nobleza se convierten en unos verdaderos héroes. Personas que sin esperar nada a cambio deciden ayudar a otros sólo porque creen que es lo correcto. Este es el caso de Juan Antonio Martínez, un indigente de 70 años de edad quien – luego de presenciar cómo un hombre estaba agrediendo a su novia- no pensó en el peligro y decidió ayudar a la chica evitando que el deplorable acto de este agresor tuviera mayores consecuencias.

La historia sucedió en la madrugada en Valencia cerca del hospital Doctor Peset. Un hombre estaba discutiendo con una chica y la agredía fuertemente. «Yo vi como un hombretón, porque era muy grande y parecía muy fuerte y zarandeaba a una chica delgada», dijo Juan Antonio.

peset
Fuente

Inmediatamente, el indigente pensó que era necesario actuar de manera rápida para poder defender a la joven por lo que tomó una barra de hierro para protegerse si es que el chico se molestaba.

Juan se metió en el medio, impidiendo que la chica reventara una botella de vidrio en la cabeza de su agresor. El chico golpeó dos veces a Juan Antonio quien terminó con la cabeza sangrando.

Después de esta escena, testigos llamaron a la policía para que terminara la agresión.

Según Juan Antonio el chico lo amenazó y le dijo «Aunque me condenen a muerte, voy a venir por ti y te voy a matar». Pero este hombre no tiene miedo y se demuestra desafiante y dice que lo volvería a hacer ya que «un hombre no le puede hacer eso a una mujer. No le tiene que pegar».

Pero, lamentablemente, el acto de heroísmo de este indigente no dio muchos frutos ya que la mujer no quiso realizar la denuncia en contra del agresor y declaró que no había sido golpeada, contradiciendo los dichos de todos los presentes en el lugar.

Este indigente aseguró que en algún momento tuvo mucho dinero y trabajó como camionero internacional por bastante tiempo. Contó que además tenía una cirugía en el corazón y que ahora trabajaba recogiendo basura en la calle, pese a todo, asegura que es una persona muy feliz.

thumb
Fuente

¿Qué te parece la reacción de este indigente al ver la agresión?

Puede interesarte