Por Luis Lizama
19 mayo, 2021

La imagen se viralizó en redes sociales, porque según dicen “ser pobre no es sinónimo de ser cochino”.

Lamentablemente muchas personas de todo el mundo no tienen acceso a una vivienda digna. Se ven obligados a dormir en las calles, arriesgándose al peligro, sin lo básico para desarrollar una vida adecuada.

A pesar de todo aquello, la imagen de un indigente en México ha sorprendido al mundo. Y los comentarios se repiten: Ser pobre no es sinónimo de ser sucio o desordenado. 

Sin hogar, pero dignamente: La fotografía muestra el espacio de una persona en situación de calle, pero con MÁS orden que en cualquier otra casa. Una cama limpia y bien estirada, sin basura e incluso con una alfombra. Ha sacado muchos aplausos. 

Facebook soychilangodecorazonn

Cabe mencionar que no se trata de romantizar la pobreza y una situación alarmante que afecta a miles de personas en el mundo. 

La foto pertenece a un lugar bajo el puente, en la ciudad mexicana de Aguascalientes, donde se viralizó rápidamente. Los internautas quedaron boquiabiertos, sin dudas que es algo atípico y que no se ve todos los días.

El nivel y el gusto del dueño de casa es tal, que incluso pintó flores en el muro, para decorar su espacio.

“Como decía mi abuela, una cosa es ser pobre y otra muy distinta es ser cochino. Así la recámara de un indigente en Aguascalientes”.

–escribió el sitio Soy Chilango en Facebook–

Imagen referencial – Pixabay

Y salieron muchísimos comentarios positivos para el dueño de “casa”. La gente valoró su esfuerzo, su orden y limpieza. “Hasta bonito se ve, ojalá Dios le dé la bendición de un trabajo y una casa”, dijo una usuaria en los comentarios.

La publicación recibió muchísimas interacciones, con 23 mil “me gusta”, otros miles de comentarios y siendo compartido en más de 12 mil ocaciones.

Imagen referencial – Pixabay

En esta problemática, hay muchos y diversos casos: Algunas personas simplemente no tienen dónde vivir y se ven obligados a instalarse en las calles. La adicción a las drogas también es un factor importante.

Cada caso tiene sus propios matices y lo importante es no juzgar a simple vista. Muchos necesitan ayuda, una palabra de aliento, un consejo o un abrazo, pero más importante es su dignidad. 

Puede interesarte