Por Camila Cáceres
19 octubre, 2016

Las cosas buenas vienen en paquetes pequeños.

Una vieja cabina telefónica en West Yorkshire, Inglaterra, ha debutado por segunda vez en su vida, a principios de mes, como el Museo Más Pequeño del Mundo. Fue idea de la Asociación Comunitaria de Warley, con el claro objetivo de ser incluidos en el Libro de Guiness de Records Mundiales. ¡Pero no les será tan fácil!

Obviamente sólo tiene espacio para un visitante a la vez, y cambiará sus exhibiciones cada tres meses. El show actual tiene artefactos de la historia de la villa, incluyendo fotografías, vidrio pintado y otros artículos personales.

Es la única cabina telefónica del país que se ha transformado en museo, pero otros creativos pueblos han convertido las suyas en bibliotecas publicas y bodega de objetos para emergencias, donde guardan, por ejemplo, desfibriladores.

Pero tiene competencia:

El “Museo Más Pequeño Del Mundo” (nombre oficial) en Superior (¡Ja!), Arizona, mide 40 metros cuadrados y exhibe “artículos de vida diaria” que incluyen una carta escrita por John F. Kennedy y un póster antiguo de los Beatles.

Y el Mmuseumm de New York solía ser un ascensor. Está constantemente cambiando sus exhibiciones.Es conocido como el museo más pequeño de la ciudad con ¡10! metros cuadrados.

¿Qué te parece?

Puede interesarte