Por César Ruiz
1 diciembre, 2015

«Fue el periodo más oscuro de mi vida».

Presenciar la enfermedad de un hijo es uno de los momentos más dolorosos de la vida de cualquier padre. Sin poder hacer nada, los papás sólo ponen todas las esperanzas en los médicos para que curen a los niños. Una vez que el proceso termina quedan secuelas de sufrimiento imborrables.

Es por eso que el pasado viernes Johnny Depp se puso realmente profundo mientras discutía sobre la enfermedad de su hija en El Show de Graham Norton.

Si no habías leído nada sobre el tema, te cuento que desde hace algún tiempo Depp entretiene a niños en el hospital disfrazado de su personaje Jack Sparrow.

Fuente
Fuente

Esto lo hace como agradecimiento al hospital por cuidar a su pequeña hija Lily-Rose cuando ella tenía una grave infección urinaria causada por la bacteria E. Coli, la cual entró a su cuerpo por ingerir alimentos en mal estado. Ella tuvo que ser ingresada de urgencia al hospital y permanecer ahí por nueve días.

El presentador del show le preguntó como se sentía sobre su función con los niños, dándoles un «increíble regalo» con sus actos, a lo que Depp respondió de una manera más profunda.

Explicó que para él, ellos son el regalo.

httpv://youtu.be/SX0l3PTj_f0

«Tener la oportunidad de sacarles una sonrisa, hacerlos reír significa todo para mi», dijo el actor de manera emotiva.

Grandes palabras del actor ¿Qué opinas?

Puede interesarte