Por Teresa Donoso
13 octubre, 2016

Un día más en la vida de la Duquesa de Cambridge.

La Duquesa de Cambridge, Kate Middleton, es probablemente una de las personas de la monarquía con la que más se puede relacionar la gente común. No sólo es muy simpática y amable, sino que además disfruta de pasatiempos que nada tiene de excéntricos y hasta compra en tiendas de ropa comunes y corrientes como cualquier otra chica. Sin embargo, la Duquesa ha seguido sorprendiéndonos con su sencillez al decidir abordar un vuelo de la popular aerolínea British Airways.

Que la realeza viaje en un vuelo que no sea privado ya es raro, que además decida hacerlo en una aerolínea popular es una muestra adicional de su sencillez.

«Kate visita los Países Bajos. #katemiddledon @duchessofcambridge»

Kate había dejado a su esposo, el príncipe Guillermo y a sus hijos en Londres para asistir a una importante jornada en los Países Bajos, donde participo en una mesa redonda de debate junto a los representantes de las fundaciones sin fines de lucro de las que ella es parte. La Duquesa también se dio el tiempo de visitar el museo de La Haya y después de eso decidió volver al palacio abordando un vuelo común y corriente como cualquier otro mortal.

«Te imaginas estar sentado en tu avión, esperando que despegue y ver entrar a Kate Middleton. ¡Es mi sueño! Obvio que se bajará de las primeras del avión».

Dicen que sus guardaespaldas la acompañaron hasta la entrada del avión pero que la dejaron subirse sola al vuelo. Obviamente la Duquesa voló en primera clase. Al llegar a Londres un auto la esperaba para llevarla rápidamente a destino y evitar que la gente se agolpara a mirarla.

Hay que decir que sólo Kate podría escoger hacer algo como esto y mantener la compostura todo el tiempo. Una prueba más de que no hay nadie mejor que ella para ser Duquesa.

La reina debe estar orgullosa.

Puede interesarte