Por Paulina Flores
21 diciembre, 2015

Cada vez que los solados iban a un lugar nuevo dibujaban la caricatura.

El concepto de “meme” es más antiguo de lo que se cree. En la Segunda Guerra Mundial ya encontramos un buen exponente de una frase sin sentido unida a una imagen que se repite infinitas veces por simple ocio. Se trata de “Kilroy estuvo aquí” (en inglés Kilroy was here), una especie de graffiti que los soldados pintaron en todas las superficies al rededor del mundo.

httpv://youtu.be/rcnNixqpiaE

La forma de Kilroy corresponde a una persona que está mirando por encima de una cerca. Cada vez que los solados iban a un lugar en que no conocían el idioma dibujaban la caricatura. La broma entre soldados implicaba que a cualquier lugar a donde fueran, Kilroy ya habría pasado por ahí antes. También les sirvió como código:”Un héroe que había estado ahí antes, pero sobrevivió”

Kilroy_Was_Here_-_Washington_DC_WWII_Memorial_-_Jason_Coyne
Jasoncoyne

El origen de Kilroy es oscuro: La teoría más aceptada atribuye el graffiti a Jim Kilroy, quien trabajó como supervisor en unos artillero en Quincey, Massachusetts. Su trabajo era revisar los remaches de las planchas de acero. Cuando acababa con una, escribía con pintura la frase “Kilroy estuvo aquí” para marcarla. La pintura perduró al construir los botes,  y así el mensaje de Jim llegó a miles de soldados que comenzaron a replicarlo junto a una imagen de un tipo con una gran nariz.

Puede interesarte