Por Teresa Hechem
1 octubre, 2015

Quieren trabajar para vivir y no vivir para trabajar 

En Suecia pretenden revolucionar la jornada laboral con el fin de favorecer la vida familiar. Se trata de un proyecto que busca reducir de 8 a 6 las horas de trabajo diarias. Ya son varias las empresas que se han sumado a esta iniciativa. Los líderes de una de ellas dice que ellos no creen que por trabajar más horas, las personas sean más eficientes. 

La gente quiere tener más tiempo para pasar con sus familias, realizar deporte, instruirse o simplemente para descansar. Esta motivación hace que los trabajadores no pierdan el tiempo y rindan mejor porque una vez que tienen la posibilidad de irse a sus casas más temprano, no la desperdiciarán. 

office-583841_640

“Nos importan nuestros empleados. Queremos que tengan más tiempo para compartir con sus familias, recoger a sus hijos, cocinar o sólo para estar en la casa. Creemos que esa es una buena razón para que las personas quieran trabajar con nosotros”.

-Maria Bråth, directora ejecutiva de una empresa privada- 

El sector público también se está sumando a este nuevo sistema. Las enfermeras, por ejemplo, están empezando a trabajar 6 horas. Pese a que esto significa un costo mayor para el Estado, lo están asumiendo porque creen que el servicio que ellas le dan a sus pacientes es mucho mejor. 

doctor-563429_640

Los directores de las empresas y lugares de trabajo que están implementando esto han comentado, que puede pasar que necesiten a un empleado y éste ya se haya ido, pero que eso también sucedería si se trabajaran las 8 horas diarias. 

“Todos los que trabajan en la compañía tienen más energía. Se van felices de la oficina y vuelven con el mismo estado de ánimo al otro día. Si tu equipo de trabajo está contento, tu compañía tendrá buenos resultados”.

-Director ejecutivo de Filimundus-

family-915754_640

Este método hace que las personas no estén en las redes sociales, viendo asuntos personales o distraídos en el trabajo. Al contrario, están más enfocados porque saben que después tendrán más tiempo para hacer sus cosas. 

El país analizará a fin de año los resultados de este nuevo sistema y si estos son buenos para todos, este proyecto se haría oficial en todos los lugares de trabajo.

Sin dudas que este proyecto es muy bueno y todos los países lo deberían implementar.

Puede interesarte