Por Elvira Vergara
16 octubre, 2015

Era una de las mayores atracciones de París…

Unas 30.000 personas visitan a diario la Catedral de Notre Dame en París, pero pocos saben que existía una atracción mucho más popular y siniestra en el patio trasero de este histórico lugar. Algo capaz de atraer a cerca de 40.000 visitantes al día… Estamos hablando de la morgue de París.

morgue2

Si tuviéramos que catalogar la morgue de París en el siglo XIX, diríamos que es un lugar de entretenimiento. Construida en 1864, en las dependencias de la catedral, sirvió originalmente para ayudar a identificar los cuerpos que nadie reclamaba.

Los restos de los infortunados eran exhibidos en unas mesas de mármol inclinadas, que se encontraban separadas del público a través de un vidrio. Esto facilitaba la labor de los familiares en la identificación del cuerpo.

mediapart_1b

En poco tiempo, esta actividad gratuita se convirtió en una de las favoritas de la sociedad parisina. Atraía a hombres, mujeres y niños de todas las clases. No es raro que los cuerpos se transformaran en un tema de conversación: les gustaba fantasear sobre las posibles causas de muerte y la identidad de los cadáveres.

Afuera, vendedores ambulantes atendían a las multitudes que acudían a la morgue, vendiéndoles galletas, pan de jengibre, rodajas de coco y otras delicias de la época.

paris_morgue01

La morgue fue uno de los lugares más populares de París. La identificación de los cadáveres era un verdadero espectáculo, era parte de las curiosidades que ofrecía la ciudad junto con las catacumbas y la Torre Eiffel.

morguephoto2

Charles Dickens era conocido por ser un visitante frecuente y describe la morgue de París en varios de sus diarios, para él era «una extraña visión, que he contemplado muchas veces durante los últimos doce años».

Out-Mo2

Las pertenencias y ropa de las víctimas eran colgadas en un gancho ubicado detrás de ellos. Se encontraba abierta todos los días desde el amanecer hasta las 6 de la tarde. Era un lugar bastante frío, esto hacía que los cuerpos no se descompusieran.

square-de-ile-de-france-copyright-french-moments

Finalmente en 1907, la morgue es cerrada al público ante la preocupación por la moral. Hoy, en el lugar exacto donde se encontraba el depósito de cadáveres de París (desde 1864 hasta 1907 mil), podemos ver un jardín público:»la plaza de l’Ile de France».

¡Qué panorama más morboso! ¿No te parece?

Puede interesarte