Por Ignacio Mardones
25 septiembre, 2015

Emocionó a miles de personas en su momento

Hace algún tiempo, la foto de un profesor de Tennessee se tomó las redes sociales. Él salía sosteniendo en sus brazos al niño de Amanda Osbon, una de sus estudiantes. Las personas vieron este acto de comprensión y amabilidad y no pudieron sino compartir la noticia con sus cercanos. La imagen cobró una popularidad increíble y hubo miles de personas que se sintieron inspiradas por este hombre llamado Joel Bunkowske.

httpv://youtu.be/-XynRRLW0rU

Él cuenta un poco más sobre ese incidente: “Tengo un hijo de 2 años, así que lo tomé y seguí con mi clase, no fue gran cosa. No pienso que haya nada realmente impactante en eso”. Y luego continúa: “Esto no es sobre mí. Creo que mucha gente está luchando igual que Amanda. Lo que toca los corazones es la gente que se preocupa. Para mí, la foto representa lo que los profesores hacen todos los días”.

11127813_843242382408560_2416485664273861127_n

Amanda Osbon

El día en que se tomó la fotografía, Joel había recibido una llamada de Amanda para contarle que no podría asistir a las clases debido a que la niñera le había fallado. Él le dijo que llevara a su hijo a las clases, que no sería una molestia y que prefería que no se perdiera la lección. Por eso, Amanda llevó a Xzavier, su hijo de 1 año, a la clase que impartiría su profesor de 6 a 9 de la tarde.

“Xzavier estuvo sentado conmigo en la silla, se portaba bien, comía algún bocadillo. Cuando se terminó el recreo de las 7:30, el quiso dar un paseo por la sala. Mi profesor dijo ‘está bien Amanda, es sólo un niño’. En este punto yo me quebré y comencé a llorar, porque estaba avergonzada y debía tragarme mi orgullo”, cuenta Amanda. “Mi profesor, sin hablar, llegó hasta él y lo sostuvo en sus brazos, fue ahí cuando se tomó la fotografía. Y yo la compartí  para que mi profesor recibiera el reconocimiento que merece”.

La fotografía se compartió más de 2.500 veces en Facebook y tuvo cientos de comentarios positivos. Amanda quedó muy emocionada por el hecho, ella concluye: “Nunca te rindas, porque no sabes quién estará a tu lado. Él dejó a mi hijo venir a la escuela, él lo sostuvo en sus brazos, él pasó de ser un simple educador a convertirse en un ser humano increíblemente compasivo. Creo que eso es lo que todos ven en esa foto”.

¿Qué piensas de esto?

Puede interesarte