Por José Pablo Harz
26 marzo, 2016

A mi al menos me darían ganas de estar ahí para hacer algo al respecto.

Lo que ocurrirá cuando le pongas play al video que está abajo no es una situación aislada. Lilly, de 11 años, se casará con John, de 35. A todas luces parece algo inaudito, pero lo que le sucede a la pequeña en el video le pasa a más de 15 millones de pequeñas niñas alrededor del mundo. Y claro, lo de abajo es una campaña de la Unicef  en conjunto con Bridal Musings para, precisamente, intentar concientizar a la humanidad acerca de una realidad que no puede seguir siendo eso: algo que pasa día a día en el mundo entero. 

“La triste realidad de una niña que se casa es que seguramente dejará la escuela, experimentará violencia domestica y será infectada con SIDA/VIH. Ellas están muy propensas a ser madres cuando aún debiesen ser hijas y lo peor de todo es que lo más seguro es que mueran debido a las complicaciones de tener un embarazo siendo tan pequeñas”.

-Bridal Musings y UNICEF-

 

En el video que estás a punto de ver te llamará la atención, además de la edad de la pequeña Lilly, como su familia actúa con total normalidad frente a lo que debiese ser una tragedia. No hacen absolutamente nada para detenerlo; sólo ayudan para que todo resulte de la mejor forma. Como si fuera un matrimonio común y corriente.

Puede interesarte