Por Macarena Salvat
9 agosto, 2016

Todo gracias a «El trío de gorditas».

La última versión de los Juegos Olímpicos no ha estado exenta de polémicas, sobre todo en cuanto a censura, sexismo y discriminación. Sin embargo, este último hecho fue tan polémico que hasta le costó el puesto de trabajo al director de un diario deportivo italiano, todo por referirse de manera poco agradable a un grupo de atletas que representaban a su propio país.

Giuseppe Tassi, director de «QS Quotidiano Sportivo», publicó en portada una nota con el título: «El trío de gorditas roza el milagro olímpico», refiriéndose a la derrota de las arqueras italianas Guendalina Sartori, Claudia Mandia y Lucilla Boari, quienes lograron el cuarto lugar en su participación en los Juegos Olímpicos Río 2016.

g2
Autor desconocido, ayúdanos a encontrarlo.

Era de esperar que el titular causara controversia por la forma de referirse a las deportistas. Tanto que el editor del periódico, Andrea Riffeser Monti, tuvo que ofrecer disculpas, no sin antes despedir a Tassi inmediatamente de su cargo como director de la publicación. El despido se informó, así mismo, mediante un comunicado difundido por «Il Resto del Carlino»

«El editor Andrea Riffeser Monti se disculpa con las atletas olímpicas de tiro con arco y con los lectores de ‘QS Quotidiano Sportivo’ por el titular aparecido en el medio sobre la bellísima final por el bronce perdida ante Taipei»

Según el mismo editor, se tomó la decisión de despedir a Giuseppe Tassi debido a la molestia expresada por el Presidente de la Federación Italiana de Tiro con arco, Mario Scarzella, quien aseguró que las deportistas tuvieron que sufrir la humillación pública por parte del periódico, además de la tristeza de su resultado en Los Juegos.

g1
AP

Además, dentro de la polémica, distintas organizaciones a favor de la igualdad expresaron su descontento y calificaron el hecho como «perjudicial para la dignidad y el valor de estos atletas extraordinarios, de todas las mujeres que practican deportes, de todas las mujeres que continúan siendo representadas no en virtud de su función ni de sus méritos, sino por su apariencia física».

Y tú, ¿qué opinas del titular que causó la polémica?  

Puede interesarte