Por Ignacio Mardones
25 mayo, 2015

Casas para aquellos que no tienen un lugar al que llamar hogar. 

En varias ciudades de EE.UU, existen leyes que prohiben a la gente acampar en las calles y veredas. Esto afecta directamente a aquellos que están en una condición desfavorable, ya que deben buscar refugio al aire libre. Pero hay lugares, como un pequeño pueblo en Utah, en donde este problema se ha ido solucionando gracias a medidas solidarias, el camino que tomaron tiene lógica y debería ser un ejemplo a seguir:

httpv://youtu.be/3rZaq-6YfNU

La solución consiste en darles un hogar sin exigirles que cambien su manera de vida. De esta manera ellos tienen una opción y es su responsabilidad decidir si la toman o la dejan. En este pueblo se les da una vivienda segura, se les provee de apoyo y de facilidades para que puedan rehacer su vida.

Los resultados han sido muy positivos y ya otras ciudades y estados están pensando en seguir el mismo modelo. Las cifras que contabilizan la gente sin hogar han decaído en un 72% y por la misma razón el gasto municipal también ha disminuido. Esta, definitivamente, puede ser una de las mejores ideas del último tiempo.

giphy

¿Qué opinas sobre medidas como estas?

Puede interesarte