Por Elena Cortés
23 septiembre, 2016

¡Tormenta de nieve!

Cuando era pequeña y tuve a mi primera mascota, el tiempo junto a la perrita más tierna del mundo, fue uno de mis mejores recuerdos de infancia. Hoy por hoy, una gatita alumbra mi corazón. Así como yo, Ashley Niels adoraba a su husky de 12 años llamado Spunky. Ambos vivieron en Wisconsin, Estados Unidos, y al dulce can le encantaba jugar en la nieve. Pero, cuando se mudaron a Texas, eso cambió. El último día de vida del perrito, su dueña hizo algo increíble.

Ashley adoptó a su perrito hace muchos años atrás, y junto a él pasó varios momentos increíbles…

3
Ashley Niels

Desgraciadamente, llegó un momento muy triste cuando los veterinarios le dijeron que su can tenía cáncer y ya no le quedaba mucho tiempo de vida. Es por eso que decidió hacerle una promesa a su mejor amigo.

Como a Spunky le encantaba la nieve, ella decidió alquilar una máquina que botaba nieve artificial para que pudiera jugar, una última vez.

2
Ashley Niels

Los compañeros de trabajo de Ashley ayudaron a conseguirle la máquina para que pudiera darle la mejor de las alegrías a su fiel compañero antes de partir.

Fue un momento totalmente emocional, melancólico, lleno de sentimientos revueltos.

4
Ashley Niels

Cuando tocaba ir al veterinario para la eutanasia, este tuvo que cancelar la cita porque tuvo una emergencia familiar. Y al mismo tiempo, Spunky se estaba sintiendo “mejor”.

Poco después, cuando Ashely habló bien con el veterinario, este le dijo que “no se emocionara tanto” ya que es una reacción del cuerpo que lucha por sobrevivir.

Es por eso que ahora, la chica dice que dejará que su mejor amigo viva hasta cuando le toque irse de este mundo, cuando Dios lo decida.

httpv://youtu.be/k2X4rO9LUKk

“Por mientras, seguiré viviendo puros días de felicidad  a su lado y dejaré que lo disfrute”, concluyó para Inside Edition.

Puede interesarte