Por Ignacio Mardones
5 febrero, 2016

¡Con 4 palabras callaron a toda una escuela!

La escuela es un lugar donde los niños van aprender, a jugar y a hacerse amigos. Sin embargo, también es un terreno árido. Muchos tienen que soportar burlas de parte de sus propios compañeros. La teoría de “el más fuerte sobrevive” es aplicable durante los años de adolescencia. Las cuatro alumnas que aparecen en la fotografía a continuación vivieron lo anterior muy de cerca. Todas comparten el nombre “Nguyen”, por lo que la gente en los pasillos les preguntaba constantemente si eran parientes. Y no sólo por curiosidad, sino que para burlarse de ese rasgo cultural.

Llegó fin de año y ellas aprovecharon de hacer algo para responderle a sus compañeros. Decidieron que en la parte de abajo de su foto del anuario escolar, en vez de una frase inspiradora, pondrían una palabra que luego se leería junto con las demás para armar una frase. Aquí puedes ver cómo se concretó la idea:

mzne80p-wn9jFl
Fuente

“Nosotras no somos parientes”.

Curiosamente, existe otro caso de niñas con nombre Nguyen que también callaron a sus compañeros usando en el libro escolar. Ellas pusieron más palabras, pero la idea es la misma:

0vk6hau-5LwyQh
Fuente

“Sabemos lo que están pensando. Y no, no somos parientes”.

Es sorprendente que un caso así se repita. Sin duda la idea de estas niñas es un buen gesto para callar a todos los que disfrutan molestando a chicos y chicas por cosas tan absurdas como un nombre en común.

¡Supieron responder con mucho ingenio!

Y seguirán apareciendo casos como este..

Puede interesarte