Por Raúl Cobo
30 agosto, 2016

El hombre disparó 4 balazos en contra del ladrón que intentó robarle el auto.

El caso conmocionó y generó un amplio debate en la sociedad argentina: el viernes 26 de agosto, el médico cirujano Lino Villar Cataldo disparó 4 balazos en contra Ricardo «Nunu» Krabler, un delincuente que intentó robarle el auto. Hoy el médico está detenido por homicidio agravado por el uso de armas; pero al parecer, ese no es el único problema de Villar, ya que al salir, se va a tener que topar con nada menos que el hermano de la víctima, quien el domingo por Facebook publicó esta amenaza.

www.infobae

Bajo el pseudónimo de «Druu De Lyberta», el hermano de «Nunu» no se guardo nada al momento de jurarle venganza a su hermano: «Este gil va a pagar lágrima por lágrima» señala en la publicación que escribió (con excesivas faltas de ortografía) horas antes del funeral del delincuente.

ladron.png_928877368
Druu de Lyberta / facebook

«Aunque no te portabas como un angelito y eras re atrevido, yo nunca negué que eras mi hermano y muchas veces di la cara y calmé bronca por vos. Yo no me olvido nada. Cuántas cagadas te mandaste y nunca te dejamos tirado. Y ahora menos. No vamos a parar hasta que este gil la pague. Te lo juro hermano»

-fragmento de carta publicada en facebook-

Pero las amenazas no son solo digitales, ya que según Darío Villar, el hijo del médico, el día después del accidente llegaron amigos y familiares a su casa a gritar justicia y de paso amenazarlo de muerte junto a toda su familia. También prometieron quemar la casa, al igual que e su consultorio privado. La policía debió poner custodia en la casa del médico para que la situación no llegara a mayores.

Testimonios-Dario-Juan-Pablo-asaltado_CLAIMA20160829_0278_28
Darío Villar / El Clarin

Consultado ahora por las declaraciones del hermano del fallecido, el hijo del médico solo señaló que «No me quiero ir del barrio».

f960x0-30782_30800_0
calle El Ombú, lugar del incidente / lavoz.com.ar

Mientras tanto, el médico Lino Villar sigue detenido y a la espera de que la justicia tomé una resolución y decida si se trató de un asesinato o de legítima defensa, y eso es un debate que puede durar años y años y que nunca seremos capaces de resolver.

medico
Las cámaras de seguridad de la Municipalidad de San Martín advirieron del asesinato / lavoz.com.ar

La única conclusión posible que podemos sacar al respecto es que la violencia se tomó las calles de Argentina y las autoridades siguen mirando a otros lados. Al menos, podrían mirar de vez en cuando las redes sociales para alertarse de este tipo de publicaciones y así llegar a tiempo para prevenir.

Puede interesarte