Por Teresa Hechem
17 julio, 2015

Afecta a tu cerebro mucho más de lo que piensas. 

Si te has sentido distraído, olvidadizo, negativo o ansioso por situaciones de estrés, es hora de empezar a preocuparte porque esto podría estar afectando tu cerebro: se ha descubierto que las hormonas que se liberan por esta causa cambian la estructura física de tu cerebro, reduciéndolo.

Jenny C. Evans es psicóloga y experta en el tema de estrés. La profesional diseñó un estudio que explica los problemas que se pueden originar a causa de él, pero también nos entrega una solución. Dice que la hormona cortisol, por ejemplo, puede detener la generación de nuevas neuronas en la parte del hipocampo. Esta área es muy importante para aprender, para la memoria y regular las emociones. Y el estrés podría afectar estas funciones.

large-1

@isl_am

Estas hormonas del estrés también pueden aumentar el tamaño de la amígdala cerebral, que es importante para la formación y almacenamiento de los recuerdos asociados a eventos emocionales. Por decirlo de algún modo, es la administradora de las dosis de emoción y si ésta cambia puede aumentar emociones negativas como miedo, ansiedad y agresividad. 

Estas alteraciones del cerebro pueden tener consecuencias importantes en la manera que interactuamos con otros, en cómo aprendemos, recordamos, tomamos decisiones o acoplamos nuestras metas. Y hace que se nos haga más difícil manejar las situaciones de estrés en el futuro, formando un círculo vicioso.

large

Alejandra

Afortunadamente se ha descubierto un antídoto muy efectivo para neutralizar estos efectos negativos: el ejercicio. Éste puede ayudar a que el cerebro resista más y a aumentar la función cognitiva y tamaño del mismo.

El ejercicio ayuda a estimular la liberación de una sustancia llamada factor neurotrófico derivado del cerebro que ayuda a desarrollar el tejido cerebral sano y a revertir los efectos negativos del estrés. Mientras más nos ejercitamos, creamos más de este factor generando más neuronas. El ejercicio también libera la hormona del crecimiento humano que es vital para el cerebro y todas las células del cuerpo. Y la buena noticia es que no tienes que hacer ejercicios de horas para lograr estos beneficios. Un estudio reciente concluyó que dosis de 5 minutos de ejercicio generan un mayor efecto en mejorar el ánimo y combatir el estrés. 

Así que ya lo sabes, empieza a hacer cualquier tipo de ejercicio que aumente tu ritmo cardíaco o desafíe a tus músculos. Es una manera positiva y constructiva de manejar el estrés y te puede ayudar a evitar la pérdida de tu mente…

Puede interesarte