Por Renato Satta
14 julio, 2015

¡Ojalá todos tuviéramos profesores como este!

Cesare Catà es profesor del Colegio Don Bosco en Fermo, una pequeña ciudad del noreste de Italia cercana al Mar Adriático. Su nombre se hizo famoso en aquel país de Europa luego de que decidiera enviarles a sus estudiantes una lista de tareas de verano para que hicieran en sus vacaciones. En vez de darles tareas de lectura obligatoria, Catà les dio una receta de cómo vivir una buena vida. Para ello debían, en los meses de vacaciones,  darse el tiempo de admirar un amanecer, soñar sobre el futuro y leer, porque leer es «la mejor forma de rebelión que tienen».

Captura de pantalla 2015-07-14 a las 17.46.47

Esta era la lista de tareas que envió Cesare a sus estudiantes, traducida al español.

1. A veces, en las mañanas, anda a caminar por la orilla del mar completamente solo: mira como la luz del sol se refleja en el agua y piensa sobre las cosas que más amas en tu vida; se feliz.

2. Trata de usar algunas de las nuevas palabras que aprendimos este año: entre más cosas digas, más cosas pensarás; y cuando pienses más, serás más libre.

 

3. Lee todo lo que puedas. Pero no porque tienes que hacerlo. Lee porque los veranos inspiran aventuras y sueños, cuando lees te sientes como golondrinas en vuelo. Lee porque es la mejor forma de rebelión que tienes (para consejos de lecturas, ven a hablar conmigo).

4. Evita cosas, situaciones y personas que te hagan sentir negativo o vacío. Busca situaciones estimulantes y la compañía de amigos que te enriquezcan, te entiendan y te aprecien por como eres.

5. Si te sientes triste o asustado, no te preocupes: el verano, como todas las cosas maravillosas de la vida, puede confundir nuestro espíritu. Trata de mantener un diario como una forma para describir tus sentimientos (en septiembre, si lo deseas, podemos leerlo juntos).

6. Baila, sin vergüenza. En una pista de baile cerca de tu casa o solo en tu cuarto. El verano es baile y sería tonto no ser parte de ello.

7. Al menos una vez, mira el amanecer. Quédate en silencio y respira. Cierra los ojos, agradece.

8. Practica muchos deportes.

9. Si conoces a alguien encantador, díselo a él o ella de la forma más sincera y agradecida que puedas. No importa si ella o él no lo entiende. Si esto sucede, él o ella no era la indicada, de todas formas, el verano 2015 será un tiempo dorado para los dos (si esto no resulta bien, vuelve al número 8).

10. Revisa tus apuntes de clases anteriores: compara las cosas que leímos y aprendimos con las cosas que te pasaron.

11. Se tan feliz como la luz del sol, tan indomable como el mar.

12. No digas groserías. Se un chico educado y amable.

13. Ve películas con diálogos conmovedores (en inglés si puedes) para mejorar tu competencia lingüística y tu habilidad para soñar. No dejes que la película termine con los créditos finales: vívela de nuevo mientras vives y experimentas el verano.

14. En los días radiantes o las noches calurosas de verano, sueña como tu vida puede y debe ser. Durante el verano, siempre haz todo lo que puedas para no rendirte y perseguir tus sueños.

15. Se bueno.

original-2

Cesare Catà

Este es el profesor Cesare Catà, quién tiene grandes planes para este verano: escribirá su primera novela, dirigirá cinco obras de Shakespeare para un festival y escribirá algunos ensayos. Pero también quiere dejar tiempo para la espontaneidad…

En una entrevista, el profesor dijo que sus métodos están inspirados en el señor Keating, el personaje de Robin Williams en la película «Dead Poets Society» (La sociedad de los poetas muertos). «Seguramente un alumno puede considerar la literatura, filosofía o gramática como instrumentos útiles para su vida. Pienso que el verano radiante, especialmente en la adolescencia, puede tener una especial influencia espiritual», dijo el profesor.

«Yo recuerdo perfectamente mis veranos como estudiante hace algunos años: mucho deporte, nadar, relaciones amorosas, bailes, romances, sueños», dijo. «Los libros que leí en mis veranos pasados enriquecieron mi futuro y me dieron una llave para enfrentar los problemas, alegrías, la persona que amo y las personas con las que me codeaba. En ese período de mi vida nació en mí un interés vital por la literatura y el arte que no ha menguado».

En la lista de deberes, él pedía «Trata de usar algunas de las nuevas palabras que aprendimos este año», aquí hay algunas:

1. Filosofía (amor por la sabiduría)
2. Ágape (amor místico)
3. Inconsciente
4. Nostalgia
5. Ontológico
6. Nihilismo
7. Solipsismo
8. Hermenéutica
9. Humanidades
10. Absurdismo

¡Qué gran profesor! Es todo un ejemplo. Espero que sus alumnos se tomen en serio las tareas y aprovechen los consejos de alguien que parece disfrutar de su trabajo.

Puede interesarte