Por Elena Cortés
12 octubre, 2017

Una madre que tiene mucho valor.

No hay nadie como una madre y sobre todo su total apoyo en toda situación, por más buena o mala que sea. Esta vez, Devon Berryann no dudó en compartir una foto de su hijo, donde se le ve usando un tutú de ballet junto a una totalmente conmovedora carta donde pide que acepten a su pequeño hijo tal y como es. Aquí su interesante historia.

Devon es como toda madre, ama y es 100% devota a sus tres pequeños hijos. Y es por eso que cuando alguien trata de lastimarlos, ella sale a defenderlos sin pensarlo dos veces, porque para ella sus hijos lo son todo.

695ab590-388f-11e6-bf91-cb23a1f94faf_Mom-Defends-Son-Who-Wears-Tutus-and-Nail-Po 2
Facebook

Uno de los tres hermosos pequeños se llama Silas, quien -cuenta Devon- es bastante inteligente, desborda mucha energía y siempre le gusta estar con sus amigos y nadar. Es un niño de 6 años. ¿Dónde podría estar su maldad?

8b990940-388f-11e6-9084-3da812d6cfde_Mom-Defends-Son-Who-Wears-Tutus-and-Nail-Po 2
Facebook

Un día, su hijo regresó del colegio triste porque le habían hecho buylling por sus uñas pintadas. Se sintió mal y algo confundido con sus preferencias y con toda su fuerza y motivación de madre, Devon compartió una publicación donde pidió que le demuestren aceptación a su pequeño, quien no le hace daño a nadie.

“Miren a mi hijo por la persona asombrosa que es. Muéstrenle amor. Muéstrenle aceptación. Ayudenos a convertir el mundo en uno que lo merezca a él” fueron algunas de las palabras que esta madre expuso. Aquí su publicación completa:

“A mi hijo de 6 años le gusta usar esmalte. Le gusta vestirse con ropa de niña y tutús. Me cuenta sobre los niños que le gustan en el colegio. Dice que se casará con alguno y adoptará bebés. De repente crezca y sea sólo una etapa. De repente no. Yo lo amo y lo acepto por lo que es. Siempre he pensando que al hacer esto, lo protegería del dolor y las palabras hirientes. Sobre todo de los niños que hacen bullying… y no me preocupaba.

Hace un par de días, él llegó a casa y me contó que unos niños lo molestaron porque tenía las uñas pintadas , y fue la primera vez que se me pasó por la cabeza hablar con él para que ya no lo hiciera, para que ocultara esa parte de él. Por que por primera vez sentí miedo, que un día lo matarían a balazos, durante una salida con sus amigos. En ese momento yo estaba tan asustada que me cuestioné a mi misma si debía dejar que siga con esto o no. Pero luego recordé todas aquellas razones que me permitieron aceptarlo por quién fuera y que hiciera lo que él quisiera. Porque eso lo hace feliz. Porque no hay dolor más grande que ver a tus hijos tristes. Porque pretender ser alguien que no eres para complacer a los demás solo lleva al aborrecimiento propio. Conlleva a la depresión y al suicidio. Y eso también me asustó mucho. ¿Por qué debo temer por él, por lo que le gusta y por lo que le importa? Se supone que ya superamos todo eso.

Quiero que este mundo cambie. Que sea mejor para él. Que sea un mundo que él merezca. Porque él es maravilloso, es una persona asombrosa. Quiere ser presidente. Piensa que es un ninja. Te escucha atentamente cuando le explicas las cosas y las recuerda para siempre. Tiene una luz en si mismo que no puede ser apagada, aunque haya gente que lo intente con todas sus fuerzas.

Por más asustada que estuve, sé que este mundo no va a cambiar con más temor del que ya hay. Lo que se necesita es más amor y aceptación. Así que ayer fuimos y compramos más esmaltes de uñas y hoy día usamos tutús. Así que acá está mundo. Vean a mi hijo por la persona asombrosa que es. Muéstrenle amor. Muéstrenle aceptación. Ayudemos a convertir el mundo en uno que lo merezca a él”.

Un gran mensaje para la sociedad y la aceptación de quiénes somos como personas. Díganme, ¿qué opinan con respecto a este tema? ¿Algún padre que este pasando por lo mismo?

Te puede interesar