Por Fernanda Peña
30 Mayo, 2017

Y bueno, no podemos culparla.

Todos sabemos lo malgeniados que se ponen los bebés cuando les entra el sueño. Pues ese fue el caso de la pequeña Riley Smith, de cuatro meses, a quien su madre notó algo incómoda esa tarde. De repente, a Melissa se le ocurrió este ligero estímulo para levantarle los ánimos: tomó un trozo de tocino y -aunque todos conocemos ese sabor inigualable- para la pequeña Riley iba a ser su primera vez.

Caters News Agency

Melissa acercó el trozo de tocino a la boca de Riley, no sin antes tomar su teléfono para grabarlo todo. La bebé parecía poco convencida y sacó su lengua tímidamente.

Caters News Agency

Pero ante tan exótico sabor, su cuerpo no tardó en despabilarse. Observa cómo sus ojitos se iluminan de júbilo.

Caters News Agency

Riley continuó sacando la lengua para saborear más seguido y luego, pero cuando mamá intento retirar el tocino advierte que Riley se pone de mal humor.

Al final, la pequeña termina por tomar el tocino con sus manos. Después de todo, no podía permitir que le apartaran de semejante descubrimiento. Y bueno ¿Cómo culparla?

Caters News Agency

“Sabía que Riley adoraría el tocino como todos los demás miembros de la familia. Estábamos de camino al día de campo de su hermana mayor y ella estaba algo quisquillosa por el sueño, así que pensé que eso podría ayudar”.

-reveló Melissa, quien vive con su familia en Georgia, Estados Unidos.-

“Continuó hasta que me la quitó, casi la arrancó de mi mano”.

-agregó después.-

Este es el adorable video:

Aunque la reacción de Riley es divertida, también es bueno seguir las indicaciones de la ciencia. Por ejemplo, el portal especializado  NHS de Reino Unido advierte sobre cuando es adecuado ofrecer este tipo de alimentos, a los bebés: 

“La introducción de su bebé a los alimentos sólidos debe comenzar cuando tenga alrededor de seis meses de edad”.

Bienvenida al equipo #BaconLovers, Riley. Sólo acabas de ganarnos un poco de ventaja.

Te puede interesar