Por Elena Cortés
12 agosto, 2016

“Hacer eso es de locos. Especialmente cuando estás vendiendo prendas que son específicamente para un uso y función de algo totalmente biológico y natural”.

Hoy en día, muchas mujeres luchan contra todos aquellos que juzgan a las madres que dan de amamantar a sus hijos en lugares públicos. Y Whitney Hope es una de ellas, después de haber pasado un episodio muy incómodo cuando la obligaron a irse de un local que vende lencería de mujer solo porque estaba dándole de comer a su pequeñita. No dudó en escribir una publicación a través de Facebook, compartiendo su enojo y haciendo hincapié en los dobles estándares que tiene este tipo de tiendas.

Recientemente, una joven madre, Whitney Hope, pasó por un episodio bastante incómodo cuando al darle de lactar a su pequeñita fue expulsada de la tienda de lencerías. ¡SOLO POR DARLE DE LACTAR A SU HIJAAAA!

La mujer no dudó ni un segundo y compartió su ira en las redes sociales, junto a una foto mostrándola a ella con su hijita al lado de una imagen de una modelo promocionado un brasier.

Esta es su publicación:

https://www.facebook.com/photo.php?fbid=10154428782978826&set=o.148714060068&type=3

Esta tarde mientras que estaba comprando en su tienda (Hamilton Place-Chattanooga) mi hija se comenzó a sentir muy inquieta. Así que busqué un lugar callado y sin mucha gente para darle de lactar a mi bebé. Cuando encontré el lugar, pregunté si estaba bien que ella comiera aquí. La chica que me atendió dijo que sí, así que comencé a darle de comer a mi hija. No utilicé nada para cubrirla (solo me cubrí en la foto para que vean la ironía). Discretamente, levanté mi camiseta (polo, polera) y su cabeza me cubrió. La misma mujer que me había dicho que sí, luego me dijo que ‘no podía hacer algo así ahí’. Me dijo que vaya al baño. Yo me quede en shock ya que nunca he recibido ningún tipo de comentario sobre mi lactancia en 18 meses. Una vez más me pidió que me fuera. Molesta, empezó a darme direcciones para ir al baño. (Al fondo, toma el ascensor y luego pasa una esquina). Estoy segura que mi hambrienta hija entendería que necesitamos hacer todo un “viaje” a un lugar más reservado para que pueda comer… ¡NO! Inmediatamente fui y pregunté por el gerente para que pudiera hacer una queja formal. (Que sí hice en línea) Cuando estábamos yéndonos del local pase por este anuncio de brasieres. La cara de la mujer no está ni ahí. ¿Por qué es tan aceptable que haya una gigante foto de senos en la pared pero yo no puedo darle de comer a mi hija?

Sinceramente,

Una madre muy enojada que jamás volverá a ir de compras en Dillards.

Una mujer, quien leyó la publicación decidió escribir algo muy cierto a la página oficial de la tienda:

https://www.facebook.com/Dillards/posts/10153740449745069

Cuando le venden brassieres a mujeres, tienen que mostrarle apoyo para lo que realmente fueron creados los senos. Decirle a una madre que se vaya a un baño a darle de lactar a su hija es de locos. Especialmente cuando estás vendiendo prendas que son específicamente para un uso y función de algo totalmente biológico y natural.

La tienda se ha defendido diciendo que ellos NO tienen ninguna política en contra de madres que dan de lactar a sus hijos y que lidiaron directamente con la persona que atendió a Whitney.

¿Tu qué piensas sobre el tema? ¿Te parece inapropiado darle de lactar a tu hijo(a) en una tienda?