Estuvieron separados por la distancia pero unidos con el corazón.

Durante 9 largos meses, Steven Richmond, miembro de la Marina de los Estados Unidos, estuvo sirviendo en la Estación Aérea Naval en Jacksonville, Florida. Todo ese tiempo estuvo lejos de su familia, que se encontraba en California, al otro lado del país, y era la primera vez que estaba distanciados por tanto tiempo. 

Le era muy difícil sobrellevar la situación, pero siempre los recordaba con amor y con la esperanza de volverlos a abrazar.

captura-de-pantalla-2016-10-06-a-las-1-08-00-p-m
Youtube

La última vez que los vio fue en la Navidad de 2015. La próxima vez que volviera a casa, quería sorprender a su familia y se preparó con cautela para asegurarse que su madre, Theresa, estuviera totalmente desprevenida en el momento de su llegada.

captura-de-pantalla-2016-10-06-a-las-1-09-04-p-m
Youtube

El día de su regreso, le dijo una mentira piadosa cuando le llamó y le aseguró que su vuelo estaba retrasado. Theresa se entristeció profundamente y su familia la llevó a unas carreras y exhibición de autos para distraerla y consolarla. 

La hermana y los abuelos de Steven se convinieron con unos reporteros para que entrevistaran a Theresa.

captura-de-pantalla-2016-10-06-a-las-1-09-08-p-m
Youtube

Mientras tanto, el soldado se colocó detrás de su madre. Estuvo allí, sonriendo, durante todo un minuto hasta que finalmente se dio la vuelta y pudo abrazar a su madre después de tanto tiempo estar separados por la distancia pero unidos con el corazón. 

captura-de-pantalla-2016-10-06-a-las-1-10-13-p-m
Youtube
captura-de-pantalla-2016-10-06-a-las-1-09-26-p-m
Youtube

Disfruta de este conmovedor reencuentro.

¿Qué te pareció la sorpresa que le dio a su mamá?

Puede interesarte