Por Francisco Lira
12 junio, 2016

El agresor, muerto en un enfrentamiento con la Policía, irrumpió en un bar gay con un arma de asalto en Orlando, Florida

Resumen – Los hechos

    • Este domingo, más de 200 personas celebraban una fiesta latina en el club Pulse cuando Omar Siddique Mateen entró disparando un arma corta y un fusil, dejando decenas de muertos y heridos en el lugar.
    • A las 05:00 am las fuerzas especiales de la policía irrumpieron en el bar para someter al agresor y rescatar a los rehenes. La operación terminó con su muerte luego de un enfrentamiento con las autoridades.
    • Se estima que 53 personas se encuentra heridas y fueron derivadas a hospitales. Esto incluye a oficiales de policía.
    • Las autoridades se están refiriendo al ataque como un hecho  “organizado y bien preparado” y posiblemente relacionado a una organización terrorista.
    • Barack Obama, habló al país y declaro lo siguiente:”Esto fue un acto de terrorismo y un acto de odio y, como americanos, estamos unidos en el dolor, la indignación y la determinación para defender a nuestra gente”. El tirador “era una persona llena de odio y en los próximos días descubriremos por qué y cómo sucedió esto”
    • El Estado Islámico (ISIS, por sus siglas en inglés) ha asumido la autoría del atentado perpetrado
    • Un portavoz del FBI matiza que no ha hallado pruebas tan claras del vínculo con Estado Islámico y que los hechos están siendo investigados como un acto de terrorismo

Captura de pantalla 2016-06-12 a las 16.50.48

Al menos 50 personas murieron y 53 heridas dejó la matanza ocurrida la madrugada de este domingo en un club nocturno de Orlando (Florida), en el que supone el peor tiroteo múltiple de la historia de Estados Unidos y el peor acto terrorista desde 9/11 . Todos los indicios apuntan a un único tirador que murió abatido por la policía. Se trata de Omar Siddique Mateen, nacido en Nueva York de origen afgano. Según CNN, el FBI tiene “sospechas de que suscribía una ideología islámica radical”. A su vez, El Estado Islámico (ISIS, por sus siglas en inglés) ha asumido la autoría del atentado perpetrado. La reivindicación ha sido publicada por la agencia de noticias Amaq, considerada afín al grupo yihadista.

Por otro lado, El padre del supuesto terrorista, Mir Seddique, declaro a la cadena televisiva NBC que no cree que el ataque protagonizado por su hijo se deba a motivos religiosos sino a motivaciones homofóbicas. “No tiene nada que ver con la religión”, declaro, además indico que su hijo “se enfadó hace dos meses cuando, durante una visita a Miami, vio a dos hombres besándose”.

La matanza sucedió en Pulse, una discoteca de gran popularidad entre la comunidad latina gay de esta ciudad turística, vuelve a colocar a EE UU ante el pánico del yihadismo y de la violencia armada.

El jefe de la Policía de Orlando agregó que los heridos fueron trasladados a hospitales cercanos, donde son atendidos. Un médico informó que algunos son intervenidos quirúrgicamente por la gravedad de las heridas. Durante la tarde, las autoridades comenzaron a revelar los nombres de las víctimas mortales, todas tienen apellidos hispanos. Son Edward Sotomayor Jr., Stanley Almodóvar III, Luis Omar Ocasio-Capo y Juan Ramón Guerrero.

Por su parte, el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, aseguró que tienen suficientes elementos para asegurar que lo ocurrido en el club gay Pulse es “un acto de terror y odio”, aunque explicó que aún se evalúan las “motivaciones precisas” de Omar Mateen para llevar adelante el tiroteo.

Captura de pantalla 2016-06-12 a las 17.01.43

“Ningún acto de terror u odio puede cambiar lo que somos”, aseguró el mandatario al leer un breve comunicado en el que informó que el FBI investiga la masacre como un “acto de terrorismo”.

Luego, volvió sobre el tema de la posesión de armas, como ocurre luego de cada tiroteo en Estados Unidos. “Debemos decidir si ése es el tipo de país que queremos ser”, aseguró.

Por su parte, el gobernador de Florida, Rick Scott, declaró el estado de emergencia en Florida.

De fiesta latina a tragedia

Como cualquier sábado, la página de Facebook de la discoteca Pulse invitaba a disfrutar su tradicional fiesta latina. “Llamamos a nuestros latinos, latinas, a todos cuanto aman el sabor latino”, decía el mensaje acompañado de un video del  del cantante puertorriqueño Marc Anthony.

Captura de pantalla 2016-06-12 a las 17.20.08

Pero a eso de las 2 de la madrugada del domingo la fiesta se transformó en una tragedia. Testigos de en lugar cuentan que escucharon al menos 100 disparos.

Ricardo Negrón escribió en la página de Facebook de Pulse lo siguiente: “La gente en la pista de baile y en el bar se tiró al piso y algunos de nosotros que estábamos cerca del bar y de la puerta trasera pudimos salir del lugar y correr”,

Christopher Hanson contó, por su parte, que pedía una bebida en el bar cuando escuchó la ráfaga: “No vi a los atacantes, solamente vi cuerpos cayendo cuando estaba ordenando una bebida en el bar”, declaró a la cadena de televisión CNN. “Yo me caí y me arrastré hacia afuera. La gente trataba de escapar”, agregó.

Numerosos vehículos de emergencia se trasladaron a la escena, mostraron imágenes de medios locales.

Apenas ocurrió el tiroteo, la discoteca urgió en su cuenta de Facebook a “salir de Pulse y correr”.

José Torres, quien trabajaba en ese momento en un Dunkin’ Donuts cruzando la calle, dijo al canal de noticias CNN que la balacera fue intensa. “Fue algo que nunca antes escuché”, afirmó. “Tuve que correr dentro de la tienda y vi a mucha gente gritar, llorar. Lloraban y salían corriendo como locos”.

Este tiroteo ocurre apenas horas después de que la joven cantante Christina Grimmie muriera al terminar un concierto en esa misma ciudad de Florida a consecuencia de los disparos que efectuó un sujeto identificado como Kevin James Loibl, quien murió en un forcejeo con el hermano de la cantante tras recibir un disparo de su propia arma.

Puede interesarte