Por Teresa Hechem
19 mayo, 2015
@MissMango11

Soy tu profesor, pero no es parte de mi trabajo que aprendas.

Este artículo fue escrito por Keith M. Parsons, un profesor de Filosofía de la Universidad de Houston-Clear Lake. En este texto, Keith quiere hacer entender a sus alumnos que acaban de entrar a la universidad, que ya finalizaron el colegio y que esta es una etapa muy distinta:

«Es la primera vez desde hace muchos años que estoy enseñándole Introducción a la Filosofía a alumnos de primer año de universidad. A pesar de que me han dicho que estos alumnos se caracterizan por ser antipáticos, por faltar a clases y ser irresponsables, mi experiencia ha sido buena. Sin embargo, sí he tenido que llamarles la atención para que dejen su celular de lado o dejen de conversar. A raíz de esta experiencia decidí que esto es lo que les diré el primer día de clases a mi alumnos del próximo semestre:

large-1

Libby Hass

¡Bienvenidos a la Educación Superior! Si quieres ser exitoso, necesitas saber cómo funcionan las cosas. Primero que todo, yo soy tu profesor, pero a diferencia de la secundaria, no es parte de mi trabajo que aprendas. En la universidad, ese es tu trabajo. Mi objetivo es  guiarte y llevarte la fuente de conocimiento, pero está en ti aprender. En la secundaria, a tus profesores les hacen demostrar que han tratado de que tú aprendas. Pero aquí, yo no soy responsable de tus errores. A mí me pagan sea la nota que tú obtengas. No tengo la obligación de que pases el curso ni me llaman a conferencias los padres disconformes.

En segundo lugar, en la universidad somos muchos los profesores mayores que nos gusta enseñar a la antigua. Eso implica que tendrás que leer, que discutiremos, que necesitas aprender a escuchar. Pero necesitas escuchar algo crítico. Eso significa que además estás pensando acerca de lo que estás escuchando. En la secundaria te suelen dar las claves del tema, pero en la universidad queremos que pienses por tu cuenta. 

large

Meaghan

Finalmente, cuando vas a la universidad, es como si estuvieras yendo a otro país, con culturas y valores distintos. Creo que esa es la mayor diferencia que existe entre tú y yo. Yo ya tengo esa cultura interiorizada, pero tú llegas de otra parte sin saber mucho sobre lo que se trata. Tómate el tiempo de documentar. Para un académico, existe algo sagrado acerca de la citación. Una correcta citación significa un trabajo duro, un tributo a tu esfuerzo y dedicación. Y para ustedes es algo que les pedimos para molestarlos. Pero es un tema que hay que tomarse seriamente.

Si quieres saber la diferencia más grande entre tu y un profesor, probablemente es esta: tu ves la universidad como un lugar para obtener una credencial. Para tu profesor, la universidad no se trata acerca de credenciales. Tu profesor todavía alberga la visión tradicional de que las universidades son acerca de educación. Si ansías tener una credencial, los cursos serán un obstáculo en tu camino. Para tu profesor, un curso es una oportunidad para fortalecerte y  hacer tu mundo un poco más rico». 

Puede interesarte