Por Paulina Flores
22 enero, 2016

Marco Bulmer-Rizzi tuvo que lidiar con la discriminación legal de Australia en una situación tan dura.

Las últimas semanas han sido devastadoras para Marco Bulmer-Rizzi. Junto a su esposo David, disfrutaban de su luna de miel en Australia, cuando éste sufrió un terrible accidente que lo dejó con muerte cerebral. Pero como si fuera poco perder al amor de tu vida, Australia, en donde no está legalizado el matrimonio gay, no reconoció su boda y puso “nunca se casó” en el certificado de defunción, tornando la trágica situación todavía más triste e injusta. 

Tras cinco años de relación, Marco y David se casaron en junio del 2015 acompañados de sólo dos testigos presenciales en Wandsworth, al sur de Londres. La ceremonia completa la celebraron en Santorini, Grecia, junto a familiares y amigos. En diciembre llegaban a Australia para disfrutar de su luna de miel. Se encontraban visitando a unos amigos en Adelaida cuando David Bulmer-Rizzi tuvo un accidente en las escaleras. 

“Me fui a la cama y David me acompañó y comenzó a leer su Kindle. Me desperté 45 minutos más tarde y escuché un ruido terrible, encendí la luz y él estaba acostado en la parte inferior de las escaleras en un baño de sangre “

-Marco Bulmer-Rizzi- 

 

Llamó a una ambulancia y cuatro paramédicos llegaron, pero ya era demasiado tarde. David había una inflamación severa del cerebro y moriría en menos de 24 horas. 

13
Marco Bulmer-Rizzi

El dolor de Marco era inmenso, pero se incrementó aún más cuando el estado australiano se negó a reconocer su matrimonio en el certificado de defunción de David, lo que significó que sólo Nigel Bulmer, suegro de Marcos y padre del fallecido, pudo aprobar legalmente todas las decisiones al rededor de la muerte de su hijo. 

“Australia menospreció la memoria de su hijo y lo convirtieron en un ciudadano de segunda”.

– Nigel Bulmer-

Marcos, quién además de la muerte de su esposo, tuvo que resentir el desprecio de Australia, pidió ayuda en la embajada inglesa para poder gestionar el fallecimiento, pero al parecer además de no reconocen legalmente los matrimonios del mismo sexo de otros países, Australia también está excluida de los tratados habituales del Reino Unido. 

12
Marco Bulmer-Rizzi

A pesar de todo, la situación también ha tenido su parte positiva. David sufría de una rara enfermedad al riñón que en el futuro haría que necesitara de diálisis y un transplante. Teniendo en cuanta eso, Marcos decidió donar sus órganos vitales para que otras personas tuvieran una segunda oportunidad tal como su esposo esperaba tener.

Por otro lado, el Premier de Sud Australia, Jay Weatherill, pidió disculpas a la familia, y anunció que antes de fin de año, presentará una ley para reconocer a los matrimonios homosexuales extranjeros. 

 

Puede interesarte