Por Ignacio Mardones
30 abril, 2015

¡Más de 2 millones de dólares!

Él es un veterano que necesitó de la naturaleza para recuperarse de su experiencia de guerra. El lugar escogido fue Santa Fe, ahí ha pasado gran parte de su vida con la mujer que es su esposa, casi desde la adolescencia. Cuando le descubrieron un tumor, pensó que una buena manera de hacer un aporte sería esconder un tesoro lleno de joyas y piedras preciosas en la tierra que tanto amaba… Así la gente que iría en su búsqueda podría encontrar algo más que riqueza material:

httpv://youtu.be/edlJL9n86a0

«Quise que lo monetario fuera una consideración para la gente que lo buscara, pero sobre todo el objetivo fue sacar a los niños del sillón y de los ordenadores para que fueran a recorrer las montañas» cuenta.

¿Te animas a buscarlo?

Puede interesarte