Por Elvira Vergara
31 julio, 2015

¡Qué ganas de haber sabido antes estos consejos!

No conozco a nadie que no tenga una cicatriz escondida por ahí. Las cicatrices suceden por heridas, pero estas pueden disminuir su apariencia si se tratan de la manera correcta en el momento preciso.

La apariencia de una cicatriz generalmente depende de que tan bien sanó la herida. Aunque las cicatrices de cirugías o en articulaciones son difíciles de evitar, las de rasguños o provocadas por cortadas pueden hacerse menos visibles si reciben el tratamiento adecuado. Y es que una de cada 5 heridas no recibe los cuidados adecuados, especialmente aquellas que nos parecen más insignificantes y que simplemente no tratamos.

1. Aplica vaselina

c6ed305be8d634cbfaa04c7707ee1978

Fuente

Lo primero que debes hacer cuando tienes una herida, es lavarla con un jabón suave y agua, así eliminarás los gérmenes. Después debes aplicar vaselina, así evitarás que la lesión se seque y forme una costra (las lesiones con costra tardan más en sanar). La vaselina también evita que las cicatrices se hagan demasiado grandes y profundas.


2. Ponte una venda adhesiva

Captura-de-pantalla-2015-07-30-a-las-16.10.40

Olvidémonos de esa creencia de que las heridas sanan mejor si no se cubren. Cuando limpies tu herida, es importante que después la cubras con una venda adhesiva, ya que para que cicatrice correctamente, esta debe mantenerse inmovilizada durante dos o tres días. Además la venda te protegerá frente a nuevas agresiones externas e infecciones. Procura cambiar la venda a diario para que la herida se mantenga sana y limpia.


3. Cuida la costras

Captura-de-pantalla-2015-07-30-a-las-16.16.48

La herida comienza a sanar justo después de que se forma. Los glóbulos rojos crean un coágulo alrededor de la herida y en muy poco tiempo se forma una especie de “cascarita”. Si arrancas la cascarita, estarás abriendo nuevamente la herida y corres el riesgo de que se infecte y se forme una cicatriz más grande.


4.  Aplica filtro solar

Captura-de-pantalla-2015-07-30-a-las-16.19.04

Cuando la herida se encuentra sana, preocúpate de aplicar filtro solar por sobre los 30 FPS. Esto te ayudará a reducir la decoloración, que puede provocar el sol. Aunque ninguna cicatriz se elimina del todo, estos consejos te ayudarán a que sea lo menos visible; además todas las cicatrices suelen atenuarse con el tiempo.

Estos consejos son bastante simples, lo único que requieren es constancia. Aplícalos cuando tengas una herida, ¡no te arrepentirás! 

Puede interesarte