Por Elena Cortés
25 mayo, 2016

«Había días que ya no quería seguir. No puedo creer que lo logré …».

Hoy en día, hay muchos casos que han salido a la luz de personas que bajaron drásticamente de peso por alguna razón específica. Esta es la historia de Simone Anderson, una mujer que experimentó una caótica transformación de su cuerpo en nada menos que dos años. Perdió 88 kilos en tan solo 20 meses. ¿Cómo pasó esto? ¿Por que reveló todo esto?

La mujer de 25, residente en Nueva Zelanda, decidió empezar su proceso de adelgazamiento en el 2014. Y documentarlo a través de las redes sociales. Porque le pareció una manera de inspirar a muchos otros.

Es por eso que abrió una cuenta de Instagram y comenzó a compartir fotos del proceso que estaba viviendo. “En el momento en el que le di publicar, sentí que me liberaba de un gran peso, sabía que no había vuelta atrás”, dice Anderson.

Cuando tenía 23 años, ella no se sentía preparada a enfrentar toda la cantidad de comentarios negativos con que la atacaban. Pero con el tiempo empezó a lidiar con todo esto.

“Con el tiempo me di cuenta que estaba siendo una inspiración para otra gente con el mismo problema y eso me encantaba”.

A pesar de seguir los ejercicios y comer saludablemente, el estómago de Simone quedó bastante flácido y es por eso que se sometió a la operación de la manga gástrica.

Y ahora, después de 88 semanas de disciplina, y mucho esfuerzo, una cirugía, una abdominoplastia, un levantamiento y aumento de senos y sobre todo 88 kilos menos, Simone luce completamente distinta y dice que se siente satisfecha, al saber que su historia será o es la inspiración de muchos otros.

Y ahora Simone luce así:

¿Qué te pareció su transformación? 

Puede interesarte