Es bueno darse un momento y entender la postura del otro.

Julia Blount trabaja como periodista en salon.com, es hija de madre blanca y padre negro y siempre se ha sentido parte de ambas culturas. Ha tenido una vida privilegiada, estudió en Princeton -una universidad muy prestigiosa de Estados Unidos- y hoy trabaja como profesora en una escuela rural.

Sin embargo, se ha sentido molesta por los comentarios negativos que mucha gente ha hecho al referirse a las protestas y disturbios en Baltimore. Luego del polémico arresto y posterior muerte de un joven afroamericano bajo custodia policial, la comunidad negra de la ciudad ha salido a las calles reclamando justicia y, en algunos casos, cobrando venganza.

protestas-baltimore

Julia decidió llamar la atención de todos sus amigos de raza blanca en Facebook, porque no estaba de acuerdo con su forma de entender las cosas. Escribió una carta donde enumeraba las razones por las que se debe respetar el sentir de la comunidad negra de Estados Unidos. En esta no busca defender ni justificar la violencia sino explicar los sentimientos por lo que surge este malestar y las protestas consecuentes.

“Yo escucho desesperanza. Yo escucho opresión. Yo escucho dolor. Yo escucho desesperación, Yo escucho rabia, Yo escucho pobreza”, escribe Julia en su mensaje…

CDynTXGUEAIOU4h-720x540Fuente

Julia relata como, a pesar de todos los privilegios que tuvo en su vida, siempre se sintió discriminada por su raza: en su infancia le preguntaban “¿Qué eres? en vez de “¿Quién eres?”, en la secundaria era casi la única persona de color en las clases avanzadas y en la universidad muchos creían que había entrado por discriminación positiva y no por su inteligencia.

Y no se queda solo en eso. También cuenta como en su colegio, que posee en su totalidad alumnos de minorías raciales, ha ingresado la policía sin previo aviso para revisar con detectores de metales y rayos x a los jóvenes.”Confiscaron celulares… sobretodo a los que parecían mayores. Cuando miras esto crece la rabia en tu pecho y casi lloras. Uno piensa: “¿Por qué tratan a a mis niños como criminales? A los niños blancos de Estados Unidos  les dicen que pueden ir a la universidad, ser lo que quieran. Mis estudiantes son tratados como sospechosos. Y esto es lo que la sociedad va a decirle a tus hijos un día si esto no cambia”.

471446720.0Fuente

El plan de Julia es que se escuche y valide la postura de la comunidad negra para que exista respeto y se pueda avanzar hacia una sociedad integrada en su país, que ahora parece estar dividido.

Puede interesarte