Por César Ruiz
13 diciembre, 2015

Reclaman que usaron el producto porque prometía ser natural y dar fuerza al cabello. En lugar de eso comenzaron a perderlo.

Muchas mujeres dicen que una popular marca para el cuidado del cabello creada por un famoso estilista en Los Angeles las está dejando calvas. Cientos de ellas se están uniendo para emprender acciones legales contra el creador.

«Wen» fue hecho por Chaz Dean, con la promesa de ser «un producto que cambiaría la industria pues no es un shampoo ordinario.» El creador piensa que el shampoo común es dañino para el cabello.

Fuente
Fuente

Su línea de cuidado del cabello ha sido bastante exitosa. La revista Forbes reportó que en 2010 la compañía había obtenido 100 millones de dólares solo en su segundo año de ventas.  Y el producto no es precisamente barato, cuesta alrededor de 30 dólares la botella.

Por sí mismo, el estilista Chaz Dean se ha convertido en una celebridad, ha trabajado con el cabello de Alanis Morissette y aparecido en diversos programas de televisión de Estados Unidos.

Pero a pesar de todo el éxito, un número creciente está reclamando sobre un efecto secundario de su producto estrella: hace que el cabello se caiga. 

De hecho, «Wen» está actualmente envuelto en una demanda colectiva interpuesta por más de 200 personas que dicen que perdieron su cabello después de usarlo.

Fuente
Fuente

De acuerdo con BuzzFeed News, un respuesta a la demanda, un portavoz de Wen llamado Joe Hixson dijo que las quejas solo representan una pequeña fracción de sus clientes. «Tenemos la intención de impugnar vigorosamente las acusaciones formuladas en contra de nuestros productos».

El grupo mayormente conformado por mujeres hizo la demanda en marzo, después de decir que sufrieron «graves lesiones» en la cabeza y el cuero cabelludo. Algunas también representaban a sus hijos menores de edad. Ellas reclaman que usaron dichos productos porque prometían ser naturales y dar fuerza al cabello. En lugar de eso, se les comenzó a caer.

Fuente
Fuente

Además indicaron haber sufrido daño en el pelo, en el cuero cabelludo, caída de cabello, irritación, erupciones, cabello quebradizo y decoloración. 

Cuando una mujer reclamó a servicio al cliente de la compañía le dijeron que «debía haber estado usando mal el producto o en muy poca cantidad».

 La demanda pone énfasis en que la marca ya sabía de la situación por la gran cantidad de quejas en sus redes sociales. Y efectivamente, un número importante de mujeres publican continuamente en la página de Facebook de «Wen» sobre los daños.

Una mujer escribió en el sitio web Consumer Affairs -donde los usuarios pueden hacer revisiones y comentar sobre productos o servicios- lo siguiente:

«De pronto vi varias partes calvas en mi cabeza. Me preocupé mucho e inmediatamente dejé de usar Wen».

Fuente
Fuente

Muchas mujeres escribieron en línea que su pérdida de cabello repentina les causó gran angustia, ya que pensaban que algo andaba mal con su salud.

La demanda culpa de la caída del cabello a que «los productos contienen uno o más ingredientes activos que actúan como depilatorio, provocando una reacción química que daña las raíces de cabello y/o el folículo». Pero el alegato no especifica que elemento de Wen puede ser el problema.

Fuente
Fuente

Por su parte, el vocero del producto dijo que las inconformes no presentaron evidencia científica que apoye la teoría que un ingrediente de Wen cause perdida del cabello. Él dijo que este problema puede ser atribuido a un gran número de factores que no tienen nada que ver con Wen.

Puede interesarte