“Entonces pude sacarla. Cuando la tiré, su intestino estaba en mis manos”. 

Fueron minutos de desesperación y pánico para la mamá Nikola Floyd, de 28 años. Su hija de 4, Isabella, luchaba por su vida intentando alejarse del fondo de la piscina y de la fuerza con que el filtro del estanque tiraba de ella. Una tarde de juego y risas se estaba transformando en una pesadilla.

El 25 de febrero Nikola y su pequeña estaban divertidas en una alberca de agua templada de un hotel en Bulgaria. La mamá dijo a su hija que pronto se irían, así que la niña se acercó a su esquina. Fue entonces que todo se retorció:

Isabella fue alcanzada por una corriente agua succionada por el filtro de la piscina. El aparato tiraba con tanta fuerza que la niña -que nada desde los tres meses de vida- no podía liberarse.

PA Real Life.

“La había succionado y no tenía la fuerza suficiente para salir. Traté con todo lo que pude, tirando, pero no pude liberarla”.

-Nikola Floyd, al Daily Mail-

Los gritos de ambas alertaron a los funcionarios de la piscina, que llamaron a un salvavidas y luego interrumpieron el suministro eléctrico.

PA Real Life.

“Entonces pude sacarla. Cuando la tiré, su intestino estaba en mis manos”.

-Nikola Floyd, al Daily Mail-

La llevaron de urgencia al hospital Santa Ana, donde permanece internada. Allí le pusieron en coma inducido para poder tratarla más efectivamente.

PA Real Life.

“La cirugía duró tres horas. Todo lo que podía hacer era caminar por el pasillo fuera (…) Su estómago sigue abierto en este momento, así que necesitará cirugía para cerrarlo y luego veremos qué sigue”. “.

-Nikola Floyd-

La pequeña despertó por primera vez el viernes 3 de marzo y lo primero que hizo fue pedir a su mamá que le leyera un cuento.

PA Real Life.

“Isabella es una niña feliz y llena de vida. Es todo para mí”.

-Nikola Floyd, al Daily Mail-

Nikola vive en Bulgaria con el papá de Isabella, Hristo Hristov, desde el 2007. Su hija demostró habilidades para la natación desde que era pequeña y -según Nikola- nada desde los tres meses de edad.

“Es como un pequeño pez. Ama nadar. Su princesa Disney favorita es Ariel”.

-Nikola Floyd, al Daily Mail-

PA Real Life.

La red de hoteles de Bulgaria en que ocurrió el accidente emitió un comunicado en que aclara que están realizando una investigación respecto al problema en la piscina y que la familia puede contar con su apoyo para el tratamiento médico y la convalecencia de Isabella.

PA Real Life.

Mientras, la mamá de Isabella siente culpa a pesar de que no estaba en su poder evitar el accidente:

“Como mamá, me siento culpable porque no tenía idea de que el filtro estaba allí. Nunca la habría puesto en un riesgo así. Mi prioridad ahora es su recuperación”.

-Nikola Floyd, al Daily Mail-

¡Esperamos que Isabella se recupere pronto!