Por Felipe Hernández
27 noviembre, 2017

En algunas ocasiones la creatividad es la mejor solución a los problemas.

Lulú es el nombre de esta madre soltera que dejó Argentina para vivir en Estados Unidos junto a su hija, no tiene interés en trabajar con un horario de oficina tradicional y se mudó a vivir dentro de un container que solía traer cosas desde China, pero que finalmente ella misma adaptó para que funcionara como una vivienda.

Sin conocimientos de construcción, esta madre soltera convirtió un container en una verdadera casa para ella y su hija.

Según lo que conversó con Fair Companies, Lulú invirtió alrededor de cuatro mil dólares instalando las ventanas, el aislamiento necesario y la cocina que efectivamente funcionara. Sin embargo, muchas de las cosas que posee las consiguió en un depósito de chatarra en donde encontró casi todo lo que necesitaba para vivir y una gran cantidad de materiales.

Lulú construyó su casa/container utilizando prácticamente solo materiales reciclados y reutilizados.

Casi todo ha sido usado anteriormente, aún así cuentan con una tina, un inodoro y una sala de juegos para la pequeña.

¿Desde cuándo necesitas una habitación rosa, con cortinas rosas y cosas rosas para ser una niña feliz? Es decir, esta en realidad fue una opción acerca de… Ya sabes, cuántas horas tenemos para nuestras vidas y de cómo quiero ocupar esas horas”, comenta Lulú acerca de lo que significa el estilo de vida para su hija.

“Siempre como pobre elegante”, le dijo una vez su hermano acerca de la forma en que le gusta vivir.

Porque sin duda este es un estilo de vida distinto que nos hace cuestionar muchas cosas, sin embargo es un ejemplo de que es posible desafiar las normas de la sociedad y la concepción de lo que es normal, especialmente si te comprometes a asegurar el bienestar de tu familia mientras lo haces.

¿Qué opinas tú acerca de la peculiar decisión de esta mujer?

Puede interesarte