Por Elvira Vergara
7 septiembre, 2015

¡Qué gesto más hermoso!

Esta pequeña niña con cáncer, veía a diario a los maestros de la construcción que se encontraban trabajando frente a su pieza en el hospital. Para ella, estos maestros pasaron a ser parte de su entretención y distracción diaria mientras recibía su tratamiento de quimioterapia; y para ellos esta pequeña pasó a formar parte de su corazón. Es así cómo decidieron sorprenderla escribiéndole un dulce mensaje:

httpv://youtu.be/6ftLlDsdOCY

Es impresionante ver cómo un simple gesto de apoyo puede gratificar tanto a las personas que están pasando por un mal momento, ¡me encantó la iniciativa de estos maestros!

Puede interesarte