Por Paulina Flores
28 diciembre, 2015

Todo gracias a su componente resveratrol.

Si no te bastaba con los ya conocidos y documentados beneficios para la salud que trae una copa de vino tinto al día (menor posibilidad de desarrollar demencia o cáncer, regulación de la sangre, poder antioxidante y anti-envejecimiento), recientes estudios de la Universidad de Alberta, Canadá, suman uno nuevo que de seguro te convencerá. Gracias a su compuesto resveratrol, tomar una copa desde la comodidad de tu casa equivaldría a una hora de ejercicio en el gimnasio.

El resveratrol ayuda a mejorar el rendimiento físico, la función del corazón y la fuerza muscular de la misma manera que mejora después de una sesión de ejercicio físico. El estudio se llevó acabo en ratas, y Jason Dyck, uno de los principales investigadores, aseguró que el hallazgo ayudará particularmente a aquellos que no pueden hacer ejercicio.

“Creo que el resveratrol podría ayudar a  pacientes que quieren hacer ejercicio pero son físicamente incapaces. El compuesto, que se encuentra en el vino tinto, podría imitar los beneficios del ejercicio, o aumentarlos si sólo pueden hacer una poca cantidad”.  

-Jason Dyck-

Pese a los beneficios, y como dicta el sentido común, hay que ser moderados a la hora de su consumo. Para aumentar el resveratrol, prueba con arándanos, mantequilla de maní, uvas rojas y chocolate negro.

Recuerda que la mejor formula para una vida saludable es llevar una dieta equilibrada.

Puede interesarte