Por Ignacio Mardones
24 abril, 2015

Lo primero que hizo fue pedir la hamburguesa del aviso publicitario. 

Su nombre es Michael Hanline y fue puesto en prisión hace 36 años por el estado de California, acusado por un homicidio que no cometió. Su caso es controversial, ya que evidencias que probaban su inocencia fueron escondidas durante 25 años. Un proyecto llamado California Innocence Project lo respaldó durante su estadía en prisión y fueron ellos quienes finalmente probaron su inocencia:

httpv://youtu.be/MEdRfyiFNr4

Pudo de salir de la mano con su esposa.

Puede interesarte