Por Felipe Carmona
1 junio, 2016

La pelea comenzó muy difícil, justo como una película de ‘Rocky’.

Muchas veces la realidad y la ficción se topan en puntos que sólo podríamos llamar “increíbles“. Por lo general, la vida real es tan impactante que supera con creces las expectativas que podríamos poner en la literatura o en el cine. Pero en este caso, la vida de un personaje ficticio y el hombre que le dio vida, se parecen en más de un aspecto.

Tony Bellew es un boxeador inglés de 33 años y llegó a las pantallas grandes del mundo, gracias a su actuación en “Creed”, la película que trajo de vuelta al mítico Rocky Balboa.

El papel de Tony se llama Ricky “Pretty” Conlan y es el rival directo de Adonis Johnson, el hijo de Apollo Creed, el mejor amigo de Rocky, y quien se encarga de entrenarlo. No te contaré el final de la pelea, pero ya imaginarás que, por ser el malo, no es precisamente el personaje más querido de la cinta.

Sin embargo, a Tony poco le importa su papel actoral hoy, ya que el pasado 29 de mayo derrotó al boxeador congoleño Ilunga Makabu, para convertirse en el campeón crucero del Consejo Mundial de Boxeo (CMB).

Aunque el combate empezó algo difícil para Bellew -ya que cayó a la lona- al llegar el tercer round, pudo asestar el golpe que noqueó a su contrincante.

Al ser declarado ganador, Tony dijo lo primero que sintió:

“Cumplí mi sueño. Soy Campeón del mundo, eso es lo que soy”

Las palabras de un campeón de tomo y lomo. Ahora, si te animas a ver los, cerca de 13 minutos de pelea, puedes hacerlo en el video a continuación.