Por Monserrat Del Pino
31 enero, 2017

Uno nunca termina de conocer a las personas.

Cuando Lorna-May Anslow conoció a Joseph Johnson cayó perdidamente enamorada. Pensaba que no podía existir hombre más perfecto en el mundo y no podía creer la suerte que tenía al ser su pareja. Pero tal como dice el dicho, uno ve rostros y no corazones, y Lorna-May estaba pronta a descubrirlo de la peor manera.

Anslow de Porstmouth, Inglaterra, conoció a Johnson cuando el tenía 21 años y ella solo 16. «Para mi fue amor a primera vista. Era apuesto, pero además cálido, amistoso y encantador. Era un verdadero caballero y me trataba como una reina. Me sentía la chica más afortunada del mundo», afirmó Lorna-May a The Sun.

Poco tiempo después quedó embarazada, por lo que se mudó a vivir con Johnson, quien aún vivía con su madre. 

Posted by Lorna-May Anslow on Tuesday, February 16, 2016

 

«Le dije a Joseph que no había presión, que podía involucrarse en la medida que quisiera. Pensé que todo se había acabado, pero inesperadamente él estaba en la luna por el hecho de que sería padre».

Pero tan solo unos días después de haberse mudado, cuando limpiaba la pieza del futuro padre de su hija, encontró documentos judiciales que mostraban que estaba siendo acusado de pedofilia. Y aunque en un principio pensó en quedarse con él e incluso apoyarlo, todo se derrumbó cuando fue considerado culpable e inscrito en el registro de delincuentes sexuales.

Poco después de la condena, Lorna-May descubrió que seguía enviando mensajes sugerentes a adolescentes por Instagram, a lo que lo denunció a las autoridades, quienes lo condenaron a un año en prisión y dos años de libertad condicional.

“Sentí asco. La sola idea de que Joseph era un pedófilo a los ojos de la ley dio vueltas en mi cabeza por semanas. Pronto decidí dejarlo. Tenía que resguardar la seguridad de mi hija y no quería que fuera criada por un delincuente sexual. Tampoco podía aceptar la idea de que me tocara a mí”.

Posted by Lorna-May Anslow on Tuesday, November 17, 2015

Cuando dio a luz en 2015, Lorna-May permitió a Joseph ver al bebé, pero le aclaró que no lo quería en sus vidas. Aunque éste juró estar arrepentido, los instintos de la joven resultaron ser correctos, ya que al revisar Instagram, se dio cuenta que su ex pareja continuaba con las mismas malas prácticas. Volvió a avisarle a la policía, con lo que lo condenaron a un año más de prisión, prohibición de contactarse con jóvenes por internet, y diez años en el registro de delincuentes sexuales.

Posted by Lorna-May Anslow on Wednesday, October 5, 2016

Hoy Lorna-May está casada y esperando su segunda hija, pero «nunca olvidaré ese día cuando estaba limpiando el closet y descubrí que el papá de mi bebé era un pedófilo».

¿Qué piensas tu del actuar de la joven luego de descubrir la trágica verdad?

 

Puede interesarte