Por Elvira Vergara
20 julio, 2015

¡Que esperanzador ver que aún suceden cosas como estas!

Después de dos robos a personas en silla de ruedas, el sargento Marcos Horsley (de la policía de Vancouver), se disfrazó de discapacitado con el objetivo de encontrar a los malhechores realizadores de estos crímenes. El oficial esperaba que se aprovecharan de él, pero esto no estuvo ni cerca de suceder:

httpv://youtu.be/bKHPNn4E0k0

Una persona se detuvo a charlar con el oficial, contándole que su madre también se encontraba en silla de ruedas. Durante el encuentro, el hombre extendió su mano hacia la bolsa donde el oficial guardaba su dinero, y le advirtió que debía guardar mejor su dinero.

Otra señora le pidió cambio de $5 dólares, todos podríamos pensar que era una gran oportunidad para ser deshonesta…

¡Pero nada malo sucede!

La realidad es que existen muchas personas buenas y bondadosas en el mundo, y este policía lo comprobó en carne propia, puesto que al final de la operación, el oficial tenía $ 24, 75 dólares de más… ¡Ojalá estos casos se repitieran más a menudo!

Puede interesarte