Por Felipe Hernández
23 septiembre, 2016

“Yo deseaba que se largara o se muriera o algo”.

Hace más de cuarenta años una madre recibía la noticia de que el hijo que acaba de dar a luz tenía un gran tumor en lugar de su nariz, ella decidió que ni siquiera lo iba a mirar, no estaba dispuesta a criarlo y su esposo respetó su decisión. Se marcharon sin su bebé, pero cerca de un mes después de abandonarlo, volvió a recuperar a quien después la homenajearía: Su hijo Robert.

Robert Hoges
Robert Hoges

La historia de Robert es de conocimiento público en Australia, de donde es originalmente, ya que recibió la cirugía de reconstrucción facial más avanzada en su tierra natal cuando solo tenía cuatro años.

Robert Hoges
Robert Hoges

Desde que Mary, la madre de Robert, hizo pública la historia de su familia nunca tuvo miedo ni vergüenza en reconocer que en un principio ella dudó de quedarse con su hijo. De hecho, cuando realizaron una entrevista para un periódico australiano el reportero le sugirió no hablar de eso, ella le dijo “Por favor, hazlo, porque en realidad es importante. La gente necesita entender que está bien si tienen este tipo de sentimientos. No deberían sentirse culpables por no pasar directo desde impacto y sorpresa a total aceptación en el transcurso de un minuto”.

Ahora Robert Hoge, como un consejero político y periodista, habla acerca de su madre como la heroína que es para él en su libro de memorias llamado Ugly (“feo” en inglés).

Robert Hoges
Robert Hoges

En una entrevista Robert conversó acerca del diario de su madre, el cual le fue sugerido llevar por un doctor, luego del nacimiento de su quinto hijo. En él Mary no se guardó nada, por lo que cuando Robert le pedía que se lo leyera ella lo hacía, así fue como él se enteró de que en un comienzo su madre no lo quería tener en su vida. “Yo deseaba que se largara o se muriera o algo”, escribía su madre acerca de él tras su nacimiento, sin embargo cambió de opinión.

Robert fue el primero de su familia en ir a la Universidad, ahora tiene una esposa y también se convirtió en padre.

Robert Hoges

Dice que sus diferencias y discapacidades evidentemente han influido en su vida, sin embargo nunca la han definido, solo han jugado una gran parte en ella. Y una de las cosas que Robert recalca en su entrevista es cómo fue despertado por la experiencia de tener hijos, especialmente por lo abiertos que son a las diferencias entre las personas desde un comienzo.

Robert sostiene que la representación en los medios y la cultura, para los niños es sumamente importante, ya que les permite aceptar las diferentes realidades en su vida desde una etapa muy temprana. Ya sea cuando se trata de género, sexualidad, raza o discapacidades, los niños aprenden el concepto de diversidad y lo llevan consigo, tal como su hija lo está haciendo con él.

¿Qué piensas acerca de la historia de Robert y su madre, Mary?

Puede interesarte