Por Francisco Armanet
11 junio, 2016

“Este maldito CV de fracasos ha recibido mucha más atención que el conjunto de mi trabajo académico”.

Bien sabemos que esta sociedad muchas veces gira en torno al éxito y la competitividad. El que tiene el mejor puesto en la empresa gana, el que gana más plata es más exitoso, y el más exitoso es el más «feliz». Sin embargo, el profesor de psicología Johannes Haushoferd en Princeton, una prestigiosa universidad inglesa, ha decidido romper con todos los esquemas y probar algo distinto. ¿La razón? Para él, volver a intentarlo siempre es más valioso que cualquier trabajo.

Johannes se sentó frente al computador, y sin pensarlo dos veces, redactó una larga lista de cada uno de los trabajos que no había conseguido, de todos los programas de estudios a los que no había ingresado, de cada una de las veces que él había sido rechazado como profesional.

“La mayoría de cosas que intento acaban fallando. Pero estos fracasos son, a menudo, invisibles, mientras que los éxitos son visibles”.

-Johannes Haushoferd-

El currículum de fracasos ha recibido, por lo inspirador que es, un sinfín de elogios en internet y ayudó a que Johannes consiguiera trabajo rápidamente.

“Este maldito CV de fracasos ha recibido mucha más atención que el conjunto de mi trabajo académico”, asegura.

La lista de fracasos es considerablemente larga y se divide en tres partes: Fracasos profesionales, en la que van apuntados al menos 5. Estudios universitarios, en las que se especifican 4, y por último, 6 becas o premios que no ha recibido.

¿Se te pasaría por la cabeza hacerlo? ¿Consideras que es una buena idea?

 

Puede interesarte