Por Hugo Moreno
12 julio, 2017

“Acabo de ver una de las porquerías más asquerosas… Personalmente creo que te mereces un puñetazo en la cara”.

Las redes sociales son un mundo de posibilidades infinitas. No es extraño ver cómo las cosas que la gente hace diariamente, son publicadas en Twitter, Facebook, Instagram, o cualquier otro medio, y la mayoría de las veces estos eventos tienen sus respectivas consecuencias. En algunas ocasiones, las publicaciones que hacemos generan algunos likes, un par de comentarios y nada más. Sin embargo, el caso de esta mujer es muy distinto. Ella le tomó una foto a su hija mientras compraba en el supermercado sin jamás imaginar el revuelo que las imágenes generarían. 

Y claro, nunca lo vio venir, pero en este mundo hay tantos puntos de vista como personas y eso, lamentablemente, le pasó la cuenta.

Como decía, fue con Charlotte, su hija de 2 años, al supermercado, y de pronto, mientras se paseaba por los pasillos, vio a la pequeña sobre el carro “amamantando” a su muñeco. Se había levantando la remera y estaba imitando el acto de alimentar a un bebé. Entonces, consideró que sería una buena idea tomarle una foto y subirla a las redes. Su intención era mostrar que amamantar es algo tan natural, que hasta los niños de 2 años lo imitan. Lo que jamás imaginó, sin embargo, era la reacción que algunas personas tendrían sobre las fotos.

Hizo la publicación en Facebook bajo el título “Sabes que estás amamantando cuando ves a tu hija haciendo esto”, cerró su computador y se fue a dormir. A la mañana siguiente, el caos ya estaba desatado. 

breast
Breast Feeding Mama Talk

No pudo creer lo que leía en la pantalla. Algunos comentarios decían así.

“Acabo de ver una de las porquerías más asquerosas. Si te parece bien con que tu hija se levante la remera en medio del supermercado y lleve la boca de su muñeco a sus pequeños ‘puntos’ en el pecho, entonces personalmente creo que te mereces un puñetazo en la cara. Simplemente no está bien”.

Otros tildaban a la niña de lesbiana (extraño porque ella tenía un muñeco y no una muñeca), y hubo docenas de personas que manifestaron su rechazo hacia las imágenes publicadas por la madre.

Ella, sin embargo, no se dejaría convencer por esos argumentos.

Inmediatamente publicó lo ocurrido en una página que defiende a las madres lactantes llamada Breast Feeding Mama Talk, y sus palabras hicieron mucho sentido.

“Publiqué la foto de mi hija y, cuando al día siguiente me desperté, vi que había recibido mensajes en los que me preguntaban por la publicación. Yo no me meto con nadie por cómo cría a sus hijos, pero vi comentarios como ‘esta es la mierda más asquerosa’ o ‘deberían darte un puñetazo en la cara’. Me quedé en shock. ¿Es que no es normal que un hijo imite comportamientos normales del día a día? ¿Estoy equivocada? ¿Cómo o por qué debería decirle que lo está haciendo mal cuando es lo que ha estado viendo toda la vida? ¿Cuántos niños dan de comer a sus muñecos dándoles el pecho? Dar pecho es algo normal y natural”, escribió la madre en el sitio de Facebook, donde fue completamente apoyada.

¿Tú qué opinas al respecto?

Te puede interesar