Por Alvaro Valenzuela
24 junio, 2016

La ciudad de San Francisco parecía contaminada por la Internet.

El año 2014 la ciudad de San Francisco, California (EE.UU.), la meca de la innovación y el emprendimiento, ofreció Wi-Fi gratis para todos sus ciudadanos y visitantes. Las autoridades estaban muy entusiasmadas ya que esto ayudaría a conectar a todo el mundo dando la posibilidad de que las personas puedan comunicarse con sus amigos y familiares todo el tiempo, aunque estén lejos. Pero creó un fenómeno que se ve mucho en el mundo actual: muy poca conexión cara a cara entre las personas. ¡Adiós conversaciones!

Por eso Michael Reiner e Ivan Cash decidieron  hacer un experimento social para recuperar algo tan básico para el ser humano como la interacción social.

Bajo el lema de hacer que el Wi-Fi sea la clave para que las personas comiencen a hablar entre ellas pusieron estos avisos en lugares donde se ofrece internet gratis. Dice: «Antes de entregarte la contraseña de la Wi-Fi debes hablar por lo menos con tres extraños».

¿Funcionará? Al menos la gente parecía interesada… con tal de tener Wi-Fi

Mira más detalles de este experimento en este video:

httpv://youtu.be/mT9Obw01suA

¿Crees que funcionaría algo así en tu ciudad?

Puede interesarte